29 jul. 2013

A dos años de la creación del Ministerio Penitenciario Venezuela vive la más grave crisis de su historia carcelaria

Para “Una Ventana a la Libertad” organización que desde hace 14 años se dedica a la defensa y promoción de los derechos humanos de las personas privadas de libertad en las cárceles venezolanas al cumplirse dos años de la creación del Ministerio para el Servicio Penitenciario así como de la designación de su titular Iris Varela, las cárceles venezolanas viven la más profunda crisis penitenciaria de su historia.

Para el Coordinador General de “Una Ventana a la Libertad” Carlos Nieto Palma a dos años del inicio de actividades de este ministerio los graves problemas que ya existían en nuestras cárceles como: Hacinamiento, retardo procesal, violencia interna, ingreso de armas, drogas y otras sustancias ilícitas a los centros de reclusión, mafias carcelarias, corrupción y el control de las cárceles por parte de los reclusos y no del Estado en vez de haber disminuido o desaparecido, como era de esperarse, más bien ha aumentado.
La situación de las cárceles venezolanas ha sido denunciada reiteradamente por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sin que el Estado venezolano aporte solución alguna

Venezuela es en los actuales momentos el país con las cárceles más violentas de todo el Continente Americano solo en el año 2011 según cifras del OVP fallecieron 591 reclusos en los recintos penitenciarios siendo este el año más violento de la historia penitenciaria venezolana.
 
El ingreso de armas de gran poder, muchas de ellas solo para uso de las Fuerzas Armadas, se ha convertido en parte de la cotidianidad carcelaria sin que existan responsables de tales hechos ni ningún tipo de investigación de las formas como estas armas ingresan a estos recintos.
 
Para “Una Ventana a la Libertad” a pesar de los anuncios hechos de manera reiterada por la Ministra Iris Varela de eliminar el retardo procesal, que en los actuales momentos supera el 70% de privados de libertad, y la creación del Plan Cayapa  no ha solucionado el grave problema de retardo procesal y la ejecución del mismo se ha convertido en un show publicitario sin resultados palpables para la población reclusa sino más bien un engaño para estos.
 
Por otra parte el hacinamiento dentro de nuestras cárceles sigue siendo critico superando el 200% y donde en vez de abrir nuevos recintos carcelarios más bien se han cerrado tres aumentando de esta manera la crisis, igualmente el 18 de octubre de 2012 fue decretada por el ejecutivo nacional la emergencia para la infraestructura penitenciaria con el objeto de construir nuevos recintos carcelarios de los cuales a la fecha no hay ninguno en funcionamiento.
 
Para finalizar Carlos Nieto Palma recordó que el Ministerio Penitenciario se ha negado a cumplir con el mandato constitucional establecido en su artículo 272 de descentralizar las cárceles, que las dirijan penitenciaristas profesionales, que se puedan usar modalidades de privatización, entre otras.
 
Igualmente la situación de las cárceles venezolanas ha sido denunciada reiteradamente por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sin que el Estado venezolano aporte solución alguna, tambien en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU cuando a Venezuela se le efectuó el Examen Periódico Universal (EPU) en octubre de 2011 los diferentes Estados hicieron recomendaciones sobre el sistema penitenciario que a pesar de que Venezuela las acepto hasta la fecha no han sido cumplidas. (Prensa Una ventana a la libertad, 25.07.13)