18 jul. 2013

Agricultores de Barinas tendrán juicio en libertad




 Daniel Pabón | dpabon@el-carabobeno.com

Noventa días después, los 11 agricultores conocidos como los presos políticos de Barinas recobraron la libertad.
...
La Corte de Apelaciones de esa Circunscripción Judicial declaró sin lugar el recurso del Ministerio Público que pretendía mantenerlos tras las rejas y ratificó la decisión que el 25 de junio, en audiencia preliminar, había tomado el Tribunal Sexto de Control.

Los 11 campesinos salieron este martes a las 6:30 pm de la Comandancia General de la Policía de Barinas. Tienen medida de presentación cada 30 días y afrontarán en libertad el juicio por el presunto delito de intimidación pública con explosivos, anunció vía telefónica la abogada defensora Lucía Quintero. “La Virgen del Carmen nos hizo el milagro en su día”, apuntó.

Cuando recibieron la boleta de excarcelación algunos no se lo creían, narró el mayor de los agricultores liberados, Amable Molina, de 43 años. Lo primero que hicieron fue darle gracias a Dios. Se abrazaron, leyeron un pasaje bíblico y recogieron sus pertenencias en siete bolsas plásticas.

Aún resentida por la huelga de hambre, Yaritza Hernández, familiar de los liberados, se llenó de agradecimientos con sus parientes, los abogados, la Iglesia católica y todos quienes creyeron que la detención tuvo motivación política.

Molina salió de la cárcel con sus ideales intactos: “Adentro vimos muchas cosas. Sigo siendo 100% de la oposición”. Este miércoles irán a chequeo médico, pues el presidio deterioró la salud de cuatro de los 11. Lo que harán después, también lo tiene claro: “Nosotros vamos a seguir en la lucha, trabajando la tierra que es lo que siempre hemos hecho. A Venezuela lo que le hace falta es producción”.

Los 11 productores de los campos de Socopó fueron detenidos el 16 de abril en la carretera nacional Troncal 05, mientras se trasladaban a la capital del llano a protestar los resultados de las elecciones presidenciales. En el carro llevaban morteros de uso comercial, cuyo porte es legal.