18 jul. 2013

Liberados campesinos detenidos desde el 16-A en Barinas

El Universal
 
Al cumplirse tres meses de haber sido privados de libertad, los once jóvenes campesinos de la población de Cochabamba, Municipio Sucre de Barinas, este martes pudieron regresar a su casa con la condición judicial de presentarse cada 30 días en tribunales.
 
Fueron aprehendidos el pasado 16 de abril cuando se disponían a participar en la marcha para exigir al Consejo Nacional Electoral (CNE) en Barinas, que fueran recontados los votos de las elecciones presidenciales.
 
A las 6:30 de la tarde de este martes recibieron la orden de excarcelación y los campesinos fueron esperados por sus familiares, en medio de lágrimas y agradecimientos a Dios por haber hecho justicia.
 
La puesta en libertad de los campesinos se dio tres días después de que un grupo de personas culminara una huelga de hambre, en los espacios de la catedral de Barinas, tras la petición de Monseñor Ramón Antonio Linares Sandoval quienes les dijo que no era momento para continuar arriesgando la vida, porque el ministro de interior, Miguel Rodríguez Torres, se había comprometido en la Conferencia Episcopal a revisar el caso y buscarle solución.
 
Desde ese instante los huelguistas entraron en un lapso de espera mientras en sus casas cumplían con un plan de recuperación tras el ayuno de ocho días.
 
“Valió la pena haber hecho la huelga de hambre, porque es necesario que las autoridades entiendan que ante la falta de respuestas por los casos de injusticia, los ciudadanos tenemos esta vía de protesta para convocarlos a la rectificación”, dijo el abogado José Gregorio Faddul, quien estuvo hasta el final de la huelga.
 
El periodista Tarquino González Concho, quien inició la huelga de hambre y se mantuvo en ayuno durante 84 horas y media hasta que los trasladaron a un centro clínico descompensado, anunció a los medios de comunicación que los campesinos estaban libres.
 
“Con la ayuda de Dios hemos visto que los oídos han dejado de ser sordos y que las miradas indiferentes han volteado a ver la realidad, pero sobre todo, han quedado silenciadas las voces que se levantaron para descalificar y tratar de impulsar la injusticia en un hecho que conoció toda la ciudadanía y comunidad internacional”, dijo.
 
Durante estos tres meses que los campesinos de Cochabamba, Municipio Sucre de Barinas permanecieron detenidos, uno de éstos no pudo ver nacer a su hija, otro que padece fuertes dolores de cabeza espera recuperar su vida normal y la mayoría no supo más de sus cultivos de los que aspiran no se pierdan por falta de atención.




Fotos cortesía de Juan Corzo