23 sept. 2013

Los Guevara sin amparo

A los Guevara les niegan los beneficios. La primera solicitud fue rechazada bajo argumentos poco convincentes para la defensa. El despacho de la ministra Varela no ha querido atender a los representantes legales y familiares. Ya cuentan con el tiempo de prisión para optar por destacamento de trabajo
KEILYN ITRIAGO MARRUFO

Las medidas alternativas al cumplimiento de la pena de las que ya pueden gozar los presos políticos Rolando Guevara, Otoniel Guevara y Juan Guevara, condenados por el asesinato del Fiscal Danilo Anderson, no quieren ser otorgadas pues parece que las autoridades pretenden hacerse ciegas, sordas y mudas.

Jackeline Sandoval, abogada y presidenta de Fundepro, afirma que en estos casos hay un ensañamiento y un empeño en no dejarlos salir del Sebin, ni siquiera por horas.

Sandoval explica que desde enero, cuando los representantes legales solicitaron por segunda vez los beneficios procesales, el Tribunal Sexto de Ejecución del Área Metropolitana de Caracas ha diligenciado al Ministerio para el Servicio Penitenciario, el único ente rector capacitado para realizar las actuaciones necesarias, en cinco oportunidades a los efectos de que se hagan los respectivos exámenes psicosociales.

Los Guevara, por haber cumplido al menos una cuarta parte de la pena, están aptos desde 2011 para gozar del beneficio de destacamento de trabajo, con el cual pueden salir a realizar labores en el día y regresar en la noche a dormir al recinto carcelario.

En la primera oportunidad en la que la defensa legal solicitó las medidas éstas fueron negadas. Según Sandoval las justificaciones fueron muy vagas.

En el caso de Otoniel se argumentó que él no aceptaba la realización del hecho, es decir, el asesinato de Anderson. Con Rolando se dijo que no estaba apto para salir a la calle, y sobre Juan lo que se recomendó fue su traslado a la cárcel de Ramo Verde, porque supuestamente esto era lo que él quería. Sandoval asegura que en este tipo de exámenes no sólo basta el estudio del interno, sino también familiar.

"Y a nosotros jamás nos llamaron", acota, al tiempo que rechaza que sobre su esposo Rolando se haya dicho que no tenía objetivos fijos.
"Una persona que ya a los 40 años era comisario del cuerpo policial técnico de Venezuela cómo no va a tener objetivos. Además tampoco entiendo que hagan hincapié en preguntar en qué partido militan".

LA "FOSFORITO" EN DESACATO 

La representante de Fundepro asegura que el despacho que preside Iris Varela, ha caído en un total desacato al no tomar en cuenta las órdenes del Tribunal de Ejecución y al negarse a lo que es el principio de colaboración ente los entes públicos.

Considera que la "Fosforito" no puede justificarse en el hecho de que está en una operación Cayapa, porque la situación de los Guevara también es parte del plan que ha impulsado al frente del ministerio con competencia carcelaria.

"Quisiera ella tener nombre, apellido y ubicación de quienes tienen retardo procesal, y aquí están". Cuenta que en varias oportunidades se han ofrecido a colaborar, pero como abogados no los reciben, pues el Gobierno se niega a trabajar en conjunto con juristas privados, tampoco como organizaciones no gubernamentales y mucho menos como familiares.

"Creo que el Gobierno está jugando al cansancio de nosotros, pero seguimos insistiendo. Semana a semana vamos a tribunales, mes a mes a Fiscalía".

Sobre las conversaciones que supuestamente estaban adelantadas con el Gobierno nacional a propósito de los llamados de reconciliación que habría hecho el fallecido presidente Hugo Chávez que podían concretarse en indultos o amnistías, Sandoval asegura que no se ha bajado la guardia.

Recuerda que el diputado de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, que ha servido como vocero por parte de la oposición, manifestó su deseo de emplazar al Jefe de Estado, Nicolás Maduro, cuando fuera al Parlamento a pedir la Ley Habilitante, pues queda pendiente la realización de una audiencia desde el pasado mes de julio.

"Siempre hemos sabido que con Chávez y con Maduro la decisión es presidencial, no de la AN", sostiene respecto al proyecto de Amnistía que Fundepro venía trabajando y que contaba ya con las firmas necesarias para que pudiera ser incluido en la agenda parlamentaria.

EL TIEMPO A SU FAVOR

El juez de ejecución tiene la competencia para determinar con exactitud la fecha a partir de la cual el penado puede solicitar cualquier medida alternativa de cumplimiento de la pena.

Según el cómputo, RolandoGuevara, condenado a 27 años y 9 meses, tiene derecho a trabajo fuera de la cárcel al haber cumplido 6 años y 9 meses, y ya tiene tras las rejas 8 años y 10 meses.

Lo mismo aplica para Rolando Guevara, mientras que JuanGuevara, condenado a 29 años y 6 meses, tiene derecho al mismo beneficio al haber cumplido 7 años y 3 meses, y ya ha estado en la cárcel 8 años y 10 meses. 

CHECK EN REQUISITOS PARA BENEFICIOS

Estas son las condiciones que deben cumplirse de manera conjunta para optar a las medidas alternativas al cumplimiento de la pena: Que el penado no tenga antecedentes por condenas anteriores.

Que exista un pronóstico favorable sobre el comportamiento futuro del penado, expedido por un equipo multidisciplinario encabezado, preferentemente por un psiquiatra forense.
Que no haya sido revocada cualquier fórmula alternativa de cumplimiento de pena que le hubiere sido otorgada con anterioridad. 

DESVELOS FULMINANTES

Juan Guevara, padre de Juan Guevara, cuenta que padece una enfermedad neuromuscular provocada por una exposición prolongada al estrés. Hace 35 años compró su casa frente al Helicoide, sin sospechar que allí iría a parar preso su "muchacho".

Desde la ventana de su cocina puede ver los calabozos, y confiesa que a veces le dan las dos de la mañana mirando a través de ella, sólo decide ir a acostarse ante los llamados de su esposa.

La desesperación le acompaña en los desvelos y es que dice que ante cada movimiento que logra divisar teme que a su hijo lo estén lastimando.

Aún no puede borrar de su memoria el recuerdo grotesco de la vez en la que a Juan fue maltrato en el momento de su detención.