25 nov. 2013

En imágenes: 9 años después, recordamos cómo fue el atentado a Danilo Anderson




Una potente bomba estalló en la noche del 18 de noviembre de 2004 en una camioneta habitualmente utilizada por el fiscal del Ministerio Público Danilo Anderson, quien falleció en el suceso.
Cada domingo, Jackeline Sandoval visita en el Helicoide del Sebin a su marido Rolando, a su cuñado Otoniel y al primo de ambos Juan Bautista. Los tres Guevara, sentenciados a 27 y 30 años de cárcel, cumplieron ya un cuarto de pena por el asesinato del fiscal Danilo Anderson hace nueve años.



Desde abril pasado los excomisarios y el exinspector de las antiguas PTJ y Disip pueden acceder a destacamento de trabajo, medida alternativa que fue negada por el Tribunal Sexto de Ejecución. Una reclamación reposa ahora en la sala 2 de la Corte de Apelaciones, actualizó la esposa.



La camioneta amarilla que conducía el fiscal nacional IV de ambiente explotó con C-4 la noche del 18 de noviembre de 2004. Murió por quemaduras en 88% del cuerpo, según sentencia. A los 13 meses la justicia condenó solo la autoría material del atentado, gracias a testimonios fundamentales como el de Giovanny Vásquez de Armas. El llamado “testigo estrella” después se desmintió a sí mismo y cambió la versión, pero nadie anuló el juicio.



Vásquez denunció el forjamiento de actas para incriminar a opositores al Gobierno. Lo secundaron otro testigo (Alexis Peñuela) y un fiscal (Hernando Contreras). Los primeros investigadores fueron destituidos apenas cambiaron la hipótesis del crimen de Anderson, de víctima del terrorismo a supuesto cabecilla de una red de extorsión. Llevaba, entre otros políticamente delicados, el caso de los firmantes del decreto Carmona.



YOYOPRESS:COM (Con información de El Carabobeño y El Nacional)