4 nov. 2013

Enzanjonándose en Crímenes de Lesa Humanidad. Por Tamara Suju Roa


La Razón, 03/11/2013

El gobierno de Nicolás esta fomentando y permitiendo la discriminación e instigación al odio contra líderes de la oposición democrática. El oscuro fin sólo puede estar en la mente de quienes no han entendido que Venezuela está partida en dos toletes y uno de ellos, el que conformamos los amantes de la democracia y la libertad ya los sobrepasa.  Están pisando y en algunos casos sobrepasando la raya amarilla -esa que mantiene con "pinzas" todavía la cordura de la gente que por lo demás y ante el caos que estamos viviendo todavía demuestra sensatez- y parece no importarles, es más, la desafían.

No existe nada más perverso que publicar en afiches  las caras de 3 líderes de la oposición venezolana cuyos derechos humanos están protegidos en la Constitución Nacional y en las Leyes de la República, y empapelar las calles de Caracas con estos afiches,  achacándoles  los males que padece el país, como lo es el desabastecimiento de alimentos, la ineficiencia de los servicios públicos y la "paz" que tanto pregonan y por la cual no han hecho absolutamente nada en 14 años, ya que La Paz si es una sensación que incluye bienestar social y seguridad entre otras cosas.

Que descaro tan grande pretender lanzarle los problemas no resueltos en más de una década de gobierno ineficiente y corrupto, a la oposición.  14 años con la renta petrolera más alta de toda la historia republicana,  el control de grandes fincas y hatos confiscados que eran productores de ganado y productos agrícolas, controlando la industria básica del país, manteniendo el control de las divisas, de Empresas productivas como las azucareras, las del cemento y tantas otras, y que hoy no sabemos ni en que estado están ni cuanto producen.

Entonces, tratan de voltear la tortilla y para absolverse de culpas, acusan a través de todo el poder comunicacional que ahora tienen ya que el régimen controla la mayoría de los medios de comunicación, a sus contrincantes, sobre todo aquellos que se le paran de frente y le cantan sus verdades, y los señalan y someten al escarnio público. Pero lo más peligroso de todo esto es la instigación permanente al odio contra ellos, violando no sólo sus Derechos Humanos, sino cualquier regla ética y valores que como gentilicio siempre hemos tenido los venezolanos de bien que somos la gran mayoría.

Exijo como venezolana, como abogado defensora de los Derechos Humanos de todos, que cese de inmediato el discurso violento y perverso al que son sometidos estos ciudadanos.  ¿Qué está buscando el gobierno? ¿Qué quiere que ocurra con estas acusaciones y la perversidad con la que están siendo tratados estos líderes de la oposición democrática?

La Constitución Nacional, los Convenios y Tratados Internacionales firmados por nuestro país en materia de Derechos Humanos son letra muerte en Venezuela cuando se trata de aplicarlos a la oposición.  Nicolas y su gobierno violan constantemente los siguientes artículos de la CBRV que cito textualmente: Art. 46 ord. 1: "Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral, en consecuencia:
1. Ninguna persona puede ser sometida a penas, torturas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Toda víctima de tortura o trato cruel, inhumano o degradante practicado o tolerado por parte de agentes del Estado, tiene derecho a la rehabilitación. Art. 49, ord. 2: Toda persona se presume inocente mientras no se pruebe lo contrario. Art. 55:  Toda persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de los órganos de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situaciones que constituyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo para la integridad física de las personas, sus propiedades, el disfrute de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes. Artículo 60. Toda persona tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación.

El articulo 7 del Estatuto de Roma que habla de los Crímenes de lesa humanidad dice lo siguiente: 1. A los efectos del presente Estatuto, se entenderá por “crimen de lesa humanidad” cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque: f) tortura; h) persecución  de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género definido en el párrafo 3, u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional, en conexión con cualquier acto mencionado en el presente párrafo o con cualquier crimen de la competencia de la Corte;  k) Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física.


Atención señores que ostentan el poder: cientos de miles de ciudadanos podemos dar fe de que cada uno de estos actos citados en el Estatuto de Roma han sucedido en Venezuela los últimos 14 años.

Otra cosa que no quiero dejar en el tintero. ¿Cómo es eso de que aquellos ciudadanos que entregaron sus armas voluntariamente y  reincidieron en delitos  van a ser trasladados a la Habana para ser rehabilitados? ¿Es que acaso no existe en Venezuela Instituciones para esto? ¿Tan incapaces somos?  ¿Cómo es que siendo un país petrolero, con todos los recursos que supuestamente deberían ser invertidos en los venezolanos, vamos a trasladar a estas personas a Cuba, una isla que está siendo prácticamente mantenida por el gobierno venezolano, con una  infraestructura del sistema carcelario paralizada en el tiempo.  A Cuba no se va gratis.