12 dic. 2013

Defensa de Simonovis espera medida humanitaria antes del 24 de diciembre


José Luis Tamayo, abogado defendor de Iván Simonovis, aseguró que es una "burla" ordenar nuevos exámenes médicos al excomisario para una medida humanitaria. Agregó que Simonovis se encuentra en riesgo de muerte, pues el tiempo pasa y se van sumando nuevas enfermedades a las 19 patologías que ya padece. 

"Si la juez no quiere decidir o tiene miedo decidir, que la niegue (la medida humanitaria) y nos de la oportunidad de apelar", aseveró el defensor en Primera Página. 

Afirmó que tiene mucha fe en la iglesia y en el papa Francisco en que se pueda dar esa medida humanitaria a favor de Simonovis antes del 24 de diciembre. "Ya es hora de olvidar, por eso siempre viene la amnistía, es una época de perdonar  (...) Creo en la buena fe y la disposición del gobierno de liberar a Simonovis esta navidad", acotó. 

Tamayo indicó que Simonovis ya ha sido visto por lo menos por 20 médicos. "Es una falta de autonomía de los jueces, mientras el tribunal no recibe una orden de un superior, no dicta la medida. Han pasado 4 meses desde la última petición (de medida humanitaria), la jueza está aterrada, la jueza no ha tomado la decisión que se impone aquí, que es una medida humanitaria", aseveró. 

 

Subrayó que para Simonovis procede una medida humanitaria, pues no fue condenado por delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra, sino por no poder evitar las muertes que ocurrieron el 11-A. 

"Han querido crear una matriz de opinión que no pueden ser beneficiados por una medida humanitaria, pero ellos nunca fueron condenados por delitos de lesa humanidad, no hay por qué no otorgar esas medidas que se están solicitando", manifestó en Primera Página

Explicó que la medida humanitaria la debe acordar un tribunal, mientras que un indulto es una potestad presidencial, "significa el persona a una persona que haya cometido un delito". Entre tanto, añadió que la amnistía debe ser acordada por la Asamblea Nacional. 

Aseveró que en el caso de Simonovis quedó demostrado que trató de evitar que las personas se trasladarán hasta la avenida Baralt el 11-A. "Quedó demostrado con pruebas, entrevistas y videos, pero aún así quedó sentenciado a 30 años", recordó Tamayo quien además, pidió no olvidar las declaraciones del exmagistrado del TSJ, Eladio Aponte Aponte, quien confesó haber recibido órdenes para retrasar el juicio. 

Subrayó que en el misma situación que Simonovis se encuentran los funcionarios de la extinta PM, condenados también a 30 años de cárcel. "Los policías se están consumiendo en una condena injusta y sin pruebas", expresó.