17 feb. 2014

Amnistía Internacional lanzó acción urgente mundial por hechos en Venezuela

Instó a las autoridades a garantizar que se respeta el derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión, y a condenar públicamente todo acto de violencia o todo abuso que pretenda intimidar o silenciar a quienes ejercen su derecho legítimo de participar en manifestaciones.
EL UNIVERSAL

Caracas.- El Secretariado de Amnistía Internacional, lanzó una acción urgente mundial por los recientes hechos que han ocurrido en Venezuela, donde tres personas perdieron la vida  y decenas más resultaron heridas en todo el país en los violentos enfrentamientos que estallaron durante las manifestaciones antigubernamentales, y después de ellas, celebradas el 12 de febrero para conmemorar el Día de la Juventud.

A través de un comunicado, la organización explicó que ha recibido información que indica que las fuerzas de seguridad "hicieron uso de fuerza excesiva, incluidas armas de fuego, que se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, y que hubo actos violentos contra manifestantes por parte de civiles armados, al parecer perpetrados con el consentimiento de las fuerzas de seguridad".

"Según las organizaciones locales, los enfrentamientos comenzaron en Caracas al concluir una marcha hasta la sede de la Fiscalía General, donde los manifestantes pretendían entregar una petición en la que se pedía la libertad de los estudiantes detenidos en manifestaciones anteriores. Dos personas –Juan Montoya y Bassil Da Costa– murieron, y varias más resultaron heridas, entre ellas funcionarios públicos. Más tarde, al anochecer del 12 de febrero, estallaron enfrentamientos en el municipio de Chacao, al este de la capital, donde el alcalde del municipio confirmó la muerte de otra persona", reza el docuemnto.

Precisó que el defensor de los derechos humanos, Inti Rodríguez, denunció haber estado detenido durante dos horas y haber sido golpeado y amenazado de muerte por miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y colectivos civiles armados. "Según afirma, le quitaron todas sus pertenencias y los documentos que llevaba".

Además, "un sindicato de periodistas informó de que dos periodistas habían sido detenidos durante las manifestaciones y que a otros equipos de periodistas les habían robado su equipo. Muchos medios de comunicación dejaron de informar sobre las protestas cuando la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) criticó la cobertura ofrecida por algunas emisoras y alegó que podía constituir una violación de la ley sobre responsabilidad social, según la cual los medios de comunicación no pueden mostrar imágenes que justifiquen la violencia o que puedan alterar el orden público".

Por todo lo anterior, el Secretariado de Amnistía instó a las autoridades a garantizar que se respeta el derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión, y a condenar públicamente todo acto de violencia o todo abuso que pretenda intimidar o silenciar a quienes ejercen su derecho legítimo de participar en manifestaciones.

Solicitó también que ordenen una investigación exhaustiva e imparcial sobre las muertes, las heridas y las detenciones presuntamente arbitrarias –como la de Inti Rodríguez– ocurridas durante las protestas, que acusen a los detenidos de un delito reconocible o los pongan en libertad, y que respeten el derecho de los acusados de un delito al proceso debido.

"Exhortamos a garantizar que nadie sea enjuiciado o detenido por ejercer su derecho legítimo a la libertad de expresión, asociación y reunión, especialmente los defensores de los derechos humanos y los periodistas, dada su fundamental labor de observación e información sobre las protestas y los abusos".