25 feb. 2014

Barricadas se quedaron en el Este

imageRotate

DELIA MENESES , VALENTINA OVALLES R. |  EL UNIVERSAL
martes 25 de febrero de 2014  12:00 AM
Todavía no había amanecido cuando se empezaron a sentir los efectos de las calles bloqueadas. El "trancazo" se adelantó a los más madrugadores. A las 4:30 a.m. Aristóbulo Martínez, taxista de la Línea La Castellana Pedregal, pasó en candela la zona de Altamira, encontró las alcantarillas levantadas en la avenida Mohedano a las 4:45 a.m. y pasadas las 5:00 ya había rechazado cuatro carreras a zonas por las que no se podía pasar como Prados del Este, El Marqués y El Cafetal.

Dayana Ramírez perdió una consulta en el hospital Universitario de Caracas, por la cual había esperado tres meses, ya que a las 8:00 a.m. ningún taxista quiso llevarla de La Castellana a Plaza Venezuela. 

Los autobuses de Transchacao se movieron por las calles que los manifestantes dejaron libres, tuvieron que modificar su ruta habitual y dejaban a los usuarios donde podían. Las personas debían caminar entre montañas de basura y escombros humeantes. 

Entre los que participaron en la "barricada nacional" existía la firme convicción de que esta era "la última oportunidad para lograr un cambio", y que "hay que mantenerse luchando en la calle". Grupos de vecinos de los municipios Chacao, Baruta, El Hatillo y algunas zonas de Sucre amanecieron en la calle y trancaron los accesos de algunas de las principales avenidas del Área Metropolitana. 

Santa Mónica fue prácticamente el único bastión del municipio Libertador que se mantuvo de pie. En zonas como Montalbán, durante la mañana, colocaron algunos sacos de tierra y basura para hacer lo propio pero fue poca la convocatoria y al cabo de unas horas se liberó la vía. Alrededor de las 6:00 a.m. en Candelaria se vieron algunos materos de cemento tirados al suelo y algunos escombros que parecían develar un intento que resultó fallido por trancar las calles. 

En Santa Mónica, la parte alta de la avenida Francisco Lazo Martí se mantuvo cerrada todo el día. Acordonaron la avenida en todos los sentidos: hacia Cumbres de Curumo, la Gil Fortoul y la Bolet Peraza. La Policía Nacional se mantuvo en la parte baja de la calle y la Guardia Nacional intentó un par de veces disolver la manifestación pero sin éxito. 

El ambiente se mantuvo tenso por algunos motorizados que intentaban pasar la barricada. "Atentos, atentos", se gritaban los vecinos al verlos subir. Algunos altercados se presentaron cuando los individuos se iban y a veces regresaban a lanzarles piedras o botellas. 

En Colinas de Bello Monte se levantaron tres barricadas: en la avenida Neverí, en la García Lazo y la Miguel Ángel. En los tres puntos algunos vecinos levantaron las alcantarillas.

"Las guarimbas son necesarias", se escuchaba decir. "Esto no puede parar. Es nuestra última oportunidad", precisó Marcos Alfonso, vecino de Colinas. Hubo posiciones enfrentadas. Desde la avenida El Paseo de Prados del Este, que estuvo bloqueada por más de seis barricadas, Omar Gutiérrez rechazaba que pequeños grupos paralizaran la zona. "Tengo que llegar a mi trabajo en el centro y no me queda otra opción que caminar hasta encontrar un taxi que me quiera llevar". Un grupo de obreros se fue caminando desde Prados del Este hasta Chacaíto. 

Durante la tarde, en Lomas del Ávila se caldearon los ánimos entre los que apoyaban la guarimba y los que estaban en contra alegando que tienen derecho al trabajo. Polisucre tuvo que pedir apoyo a la Guardia Nacional para controlar la situación. 

Con las avenidas Francisco de Miranda, San Juan Bosco y Luis Roche cerradas con escombros y tubos, los transeúntes tuvieron que compartir las aceras con los carros y las motos. Sobre los adoquines de la plaza Francia circularon vehículos, algunos casi atropellan a peatones cuando se subían a las aceras. En la calle Páez de Chacao levantaron las alcantarillas para impedir el paso, lo que dejó al descubierto la basura acumulada. Algunos de los vecinos, que no apoyaban la medida de protesta, pedían que al menos se aprovechara el esfuerzo que habían hecho para levantarlas para hacer mantenimiento.

Durante las protestas de hoy 18 personas fueron detenidas, 14 en San Antonio de los Altos, dos de ellos menores, y cuatro en Terrazas del Ávila. 



Las Minas sorprendió

La comunidad de Las Minas de Baruta se estrenó ayer al tomar las calles por primera vez en doce días de protesta. Salieron más de 400 vecinos, cacerola en mano y trancaron la Calle Real durante todo el día. Por la tranca el transporte público no pudo funcionar. Con pintura blanca escribieron sobre el asfalto SOS Las Minas y Libertad. Mujeres eufóricas y de todas las edades animaron la protesta con consignas. Se les oía gritar: "Y no, y no, y no me da la gana, una dictadura igualita a la cubana". "Patria, patria, patria querida, no tengo leche, no tengo harina". Una mujer de la tercera edad levantaba un cartel que decía: "Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el Gobierno". 

Se produjo un conato de enfrentamiento entre los manifestantes y un grupo de partidarios del oficialismo, la policía tuvo que acordonar la zona para separar a las personas .