6 feb. 2014

Esta declaración del 4to bate cubano desmiente al régimen de Maduro

imageRotate
El equipo de Villa Clara no se vio afectado por las protestas que un grupo de personas realizó frente al hotel donde se hospeda el equipo durante la Serie del Caribe en la isla de Margarita el pasado domingo.
Así lo aseguró el jardinero, Alfredo Despaigne, quien en una entrevista con la agencia de noticias Efe, restó importancia a la concentración para protestar contra la injerencia del país caribeño en el gobierno venezolano, así como la inseguridad y el alto costo de la vida en territorio nacional.
"El recibimiento fue excelente a toda la delegación en el hotel, a nosotros no nos afectó en nada eso, nosotros no tenemos nada porque no nos hicieron nada, ellos pueden hacer lo que quieran, lo que no pueden es agredirnos", aseveró el pelotero cubano.
El domingo, un nutrido grupo de manifestantes y aficionados al beisbol, se concentró a las afueras del Hotel Venetur en la Isla de Margarita.
Los accesos al hotel fueron cerrados a una cuadra de distancia por la Guardia Nacional y la Policía del estado Nueva Esparta, para evitar una alteración del orden público y resguardar la seguridad de los jugadores y huéspedes.
Ese mismo día el ministerio de Turismo informó en un comunicado, levantado a partir de testimonios del personal del hotel Venetur Margarita, donde se hospeda la delegación cubana, que se lanzaron "objetos contundentes" que generaron "daños menores en la infraestructura y a vehículos y que incluso se llegó a agredir a algunos huéspedes".
También distribuyó, según reseña la agencia AFP, imágenes en las que se observa a una multitud enarbolando pancartas con leyendas como "Cuba invadió Venezuela" y "No somos Cuba", aunque no se presentan fotos específicas de los momentos de la agresión ni los daños señalados por las autoridades.
La Fiscalía venezolana informó que siete personas se encuentran detenidas por supuestamente impedir violentamente a beisbolistas y cuerpo técnico de Villa Clara el acceso al hotel en que se hospedan.
Sin embargo, pese a los comunicados del gobierno, los cubanos aseguraron ser totalmente ajenos a la situación que se generó de manera espontánea en los alrededores del hotel.
"Nosotros estamos tranquilos, con la mente fresca, eso a nosotros no nos preocupa, en ningún momento nos afectó en nada. No sé porqué motivo lo habrán hecho, pero pienso que a ninguno de los miembros del equipo les importó nada de lo que estaba pasando. No nos afectó, no nos pasó nada. Estamos enfocados en jugar", agregó Despaigne.