5 feb. 2014

Trasladan a Puente Ayala a los siete detenidos en protesta

Ministerio Público los imputa por los cargos de asociación para delinquir, resistencia a la autoridad y alteración del orden público. Leopoldo López, coordinador nacional de VP, asegura que estos ciudadanos son "presos políticos". 
Karla Marval Esteves / Jennifer Hrastoviak
  
De rodillas en el asfalto y llorando desconsolados quedaron los familiares de los seis detenidos por manifestar el domingo frente a Venetur, y del concejal por Voluntad Popular en el municipio Maneiro, Giuseppe Di Fabio; al saber que serían traslados este miércoles al Internado Judicial "José Antonio Anzoátegui", mejor conocido como Puente Ayala, en Barcelona, por "medidas de seguridad de Estado".

Al menos 10 horas duraron este martes los familiares de los siete privados de libertad a las afueras del Palacio de Justicia, en La Asunción, para conocer al fin los cargos por lo que se les acusa a sus parientes. Desde la detención el domingo de seis ciudadanos y el lunes del edil, los abogados defensores desconocían los motivos por los cuales se les llevó ante la justicia venezolana.

Según el abogado Diomedes Potentini, quien representa al concejal de la tolda naranja, a todos los detenidos se les acusa de: resistencia a la autoridad, asociación para delinquir y alteración del orden público. Aun cuando, según aseguran las familias, las siete personas no se conocen entre sí.

En medio de la incertidumbre por saber qué pasará con los detenidos, Luis Tarbay, abogado de la organización no gubernamental (ONG) de derechos humanos Nueva Esparta en Movimiento, aseguró que no se hizo una evaluación individual de la conducta de cada uno de los siete ciudadanos, por lo que todos fueron acusados de los mismos delitos, sin importar que algunos de ellos no hicieron acto de presencia en la manifestación del pasado domingo.

Tanto Carlos Julio Jiménez Ortega, de 25 años, David Gerardo Corzo Ramos (32), Simón José Rodríguez Marcano (52), Nelson Enrique Hernández Quijada (52), Carlos Joaquín Carrera Hernández (27), Jackson José González Valero (34) y Giuseppe Di Fabio, serán llevados este miércoles para Puente Ayala, hasta el término de la Serie del Caribe Margarita 2014, convenio que lograron los abogados defensores con la Fiscalía del Ministerio Público, para luego ser nuevamente trasladados a Nueva Esparta. Se presume que serán recluidos en el Internado Judicial de San Antonio.

La indignación de Katiuska Rodríguez, hermana de Simón José Rodríguez Marcano, aumentó con el paso de las horas, pues esta mujer margariteña considera que la detención de su hermano se dio porque "alguien tenía que pagar por la pita de (el presidente de la república) Maduro en el estadio y cayeron ellos".

Ministerio Público

En el portal del Ministerio Público se informó el 2 de febrero que la presentación de los seis hombres ante un tribunal de control en el estado se debía a su presunta vinculación con las agresiones perpetradas contra la delegación cubana de beisbol que participa en la Serie del Caribe 2014, pues según la información preliminar, este grupo de personas habría impedido de manera violenta el ingreso de los peloteros y personal técnico del club Villa Clara al hotel Venetur.

Presos políticos

El coordinador nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, repudió las acciones en contra de los siete ciudadanos a quienes se refirió como "presos políticos", durante una asamblea de ciudadanos realizada a las cinco de la tarde de este martes 4 de febrero en la Plaza de Las Banderas.

El dirigente de la tolda naranja, acompañado del diputado a la Asamblea Nacional Juan Guaidó, llamó a seguir la lucha en la calle, de forma organizada y pacífica. A cada persona que asistió a la asamblea la animó a buscar a cinco más para multiplicar las acciones, que son "contra la cubanización de Venezuela, no contra los deportistas cubanos". López fue enfático en la organización y seguir en la lucha por la libertad y la democracia con firmeza, pero sin violencia.

"No nos vamos a esconder, aquí estamos dando la cara. La salida a la crisis es en la calle", apuntó López, al tiempo que hizo referencia a la eficiencia del Sebin. "Ojalá persiguieran a los delincuentes y asesinos con la misma eficiencia que nos persiguen a nosotros", dijo irónicamente y agregó que este cuerpo de seguridad lo está siguiendo desde que llegó a la entidad. Esta misma expresión la utilizó López al referirse a los tribunales que rápidamente tomaron una decisión con los siete margariteños que protestaron.

"La decisión de la juez fue bajo un despliegue nunca antes visto en Nueva Esparta, con presencia de Guardia Nacional y Sebin. En solo cuatro horas de audiencia imputaron a estos jóvenes que no hicieron nada". López aseguró que esta medida que calificó como anticonstitucional, es un "pase de factura por la pita" que le dieron al presidente Nicolás Maduro en el estadio de Guatamare durante la inauguración de la Serie del Caribe.