20 mar. 2014

CIDH espera que audiencias inciten diálogo entre oposición y gobierno de Venezuela


(Valencia, 19 de marzo. AFP) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) espera que las audiencias públicas de su 150º período de sesiones sirvan como un espacio de diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana, dijo el martes el secretario ejecutivo de la entidad, Emilio Álvarez.
La CIDH, órgano autónomo de la OEA, dedicará cuatro de sus audiencias públicas de la próxima semana a discutir sobre las protestas antigubernamentales que sacuden al país desde hace más de un mes.
En esas sesiones se analizarán denuncias de violaciones a los derechos humanos, la situación de detenidos y limitaciones a la libertad de expresión, entre otros. Álvarez expresó su expectativa de que en estos casos las audiencias sean “también un espacio de diálogo entre los actores de la sociedad civil y el Estado, de manera que puedan generarse los mecanismos de entendimiento y acuerdo”.
En total se realizarán 55 sesiones entre el 24 y el 28 de marzo, El secretario señaló queel caso del dirigente opositor Leopoldo López, preso en Caracas, podría ser discutido en la audiencia sobre personas detenidas, “ya que la CIDH ya expresó su preocupación sobre ese caso”.
Además destacó que el organismo ha recibido “nueva información” sobre posibles casos de torturas contra detenidos en las manifestaciones y busca “encontrar los elementos de certeza de las investigaciones que se están realizando en Venezuela sobre estas denuncias”.
La CIDH dedicará a su vez cuatro sesiones a Colombia, entre ellas una sobre el régimen legal y las prácticas institucionales “para imponer restricciones a los derechos políticos de las personas”, dijo Álvarez. Este caso, apuntó, guarda relación con la situación del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, sobre quien un órgano administrativo determinó su destitución e inhabilitación política por 15 años.
Abogados de Petro esperan que la CIDH extienda medidas cautelares para evitar la destitución. Por su parte, Álvarez dijo que “la audiencia ayudará a la Comisión a analizar si decide abrir el caso”. Además de los casos específicos en diversos países, ocho audiencias analizarán temas transversales de todo el continente, como la consecuencia de la lucha antidroga y la pena de muerte.
La discusión sobre la pena capital se reanudaron tras la ejecución en Estados Unidos del mexicano Edgar Tamayo en febrero, a pesar de las objeciones de la Corte Internacional de Justicia.