12 may. 2014

Denuncian que Adán Chávez "presiona" a jueces y fiscales del caso Garzón

WALTER OBREGÓN |  EL UNIVERSAL
Barinas - Después de permanecer 46 días privados de la libertad, por la comisión del presunto delito de ocultamiento de explosivos, el matrimonio conformado por Hernando Garzón y Sandra Flores está a la espera de la audiencia preliminar mediante la cual se decidirá si el caso pasa o no a la fase de juicio.

En rueda de prensa el abogado penalista Omar Arévalo, dijo que "venció el plazo para que el Ministerio Público presentara el acto conclusivo del caso, sin que a los detenidos se les haya informado nada sobre el particular". Hizo referencia a las presuntas presiones que estaría ejerciendo el gobernador de Barinas, Adán Chávez, en contra del Secretario Juvenil Nacional de Primero Justicia, Hernando Garzón y de su esposa Sandra Flores.

Indicó que "quiero denunciar ante la opinión pública regional, nacional e internacional que el gobernador del estado Barinas, Adán Chávez, está ejerciendo fuertes presiones al Ministerio Público y al Poder Judicial, para que se materialice la acusación penal contra Hernando Garzón y Sandra Flores como terroristas".

El abogado señaló que si esto pasa serán enjuiciados, "porque el presunto delito de ocultamiento de explosivos, les permitiría ser juzgados en libertad, por eso, es que la balanza de la injusticia se inclina hacia delitos de terrorismo".

Entre los delitos estarían: financiamiento al terrorismo, fabricación ilícita de explosivos y asociación para delinquir, los cuales fueron desestimados por la Juez Quinto de Control, Celia Paredes, que sólo admitió el presunto delito de ocultamiento de explosivo y, "como es bien sabido, al no aceptar las presiones del Sebin y del propio gobernador, fue destituida", agregó Arévalo.

El abogado manifestó que transcendió que el caso ahora sería conocido por la Juez Cuarto de Control de Barinas, Vanessa Parada, la cual, en caso de aprobar el enjuiciamiento del matrimonio Garzón Flores, "sólo debería hacerlo por el presunto delito ya pre calificado como lo es ocultamiento de explosivos y, en consecuencia, acordar el juicio en libertad de los dirigentes del partido Primero Justicia".
 
Agregó diciendo que "debo denunciar que el pasado viernes 9 de mayo, el matrimonio Garzón Flores fue extrañamente trasladado al Circuito Judicial Penal, sin boleta y sin notificación a sus abogados defensores".

Aseguró que ése día se produjo una entrevista con el fiscal auxiliar José Ángel Lamas, quién solicitó a los detenidos que renunciaran a la defensa privada y aceptaran la defensa pública, bajo la excusa de que esto los favorecería.

Según Arévalo los detenidos rechazaron la propuesta, debido a que, "se presume que todo eso forme parte de las maniobras que se están hurgando para llevarlos a juicio, no obstante, que son inocentes de los hechos que se les señalan".