27 may. 2014

Disturbios en Puerto Ordaz confirman descontento social por crisis de gobernabilidad

Correo dle Caroní

Después de dos semanas en calma, Alta Vista volvió a ser escenario de enfrentamientos entre manifestantes y funcionarios del orden público. A diferencia de hace 14 días, cuando intervino la Policía del estado Bolívar (PEB), este lunes sólo actuó la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).
Las barricadas iniciaron a las 3:00 de la tarde en la intersección de la avenida Las Américas con la carrera Guri, cerca del Parque Residencial La Llovizna. “No basta con que a los 21 compañeros los vayan a juzgar en libertad... a ellos y a todos los que han metido presos en Ciudad Guayana y Ciudad Bolívar les tienen que dar libertad plena porque no cometieron ningún delito”, era el argumento de los jóvenes en resistencia.



A1TanquetasYchamos



Los manifestantes desafiaron en todo momento a los militares

Ante los gases lacrimógenos disparados por los castrenses que abordaban las dos tanquetas de la GNB los manifestantes respondieron con morteros, bombas molotov, piedras, tubos y miguelitos e intentaran inutilizar a las unidades blindadas.

Tan sobrepasados se vieron los GNB que en un momento debieron bajar de las tanquetas y disparar perdigones contra los manifestantes y curiosos que se acercaron al lugar del choque. Los disparos fueron indiscriminados y hasta uno de los castrenses, que previamente amenazó a varios periodistas con tirotearlos, sacó a relucir una pistola.



A1BOMBA



Guardias nacionales lanzan gases a los edificios

Fue necesaria otra tanqueta de refuerzo para replegar a los encapuchados al interior del parque residencial; sin embargo el contraataque por parte de los jóvenes no cesó y ello causó que se les unieran vecinos de varios conjuntos residenciales adyacentes.

Ataque indiscriminado
Pese a pedir el cese de la hostilidad, los muchachos no dejaron de arrojar objetos contra las tanquetas y los GNB respondieron con lacrimógenas de varios tipos. Una de las bombas ingresó a un apartamento del piso 1, pero no pasó a mayores por la rápida intervención de los manifestantes.

Al caer la noche los focos del conflicto fueron amainando en la avenida Las Américas -cerrada desde la redoma de Chilemex- y las tanquetas debieron romper el asedio que tenían en La Llovizna. Ello permitió que los subversivos las atacaran una por una.

Luego de las 7:00 de la noche los vehículos blindados ya no contaban con retrovisores ni luces frontales, por lo que debieron retirarse a la Plaza Monumento CVG. Una hora después regresaron, pero no hubo mayor confrontación.
“Hay algunas barricadas y poco tránsito. Hay cuatro tanquetas recorriendo Alta Vista y de vez en cuando les lanzan morteros desde los edificios... pero nada que ver con lo de temprano”, reportó a Correo del Caroní una residente del sector en conflicto.



El 12 de mayo
Antes de los enfrentamientos de ayer, la última confrontación suscitada en la avenida Las Américas fue el 12 de mayo. En esa ocasión resultaron heridos por morteros cuatro funcionarios de la Policía estadal (PEB) y por perdigones cerca de una decena de manifestantes y civiles.
En esa ocasión fueron jóvenes de las residencias Churún Merú y Los Raudales quienes colocaron barricadas y posteriormente se enfrentaron a los uniformados con molotov y morteros, causando el resultado antes mencionado.
Durante el fallido intento por controlar el orden público, varios estadales dispararon sus armas de reglamento contra los manifestantes, lo que dio pie a una investigación por parte de la Defensoría del Pueblo y de la Oficina de Control de Actuación Policial (OCAP) de la PEB contra los funcionarios.