14 may. 2014

Pronunciamiento del Observatorio Venezolano de los DDHH de las mujeres

Hisvet Fernández, coordinadora del Observatorio Venezolano de los Derechos de las mujeres, en el Estado Lara

Radio Fe y Alegría

En la madrugada del día 8 de Mayo, en una operación tipo comando la GNB asalto militarmente y ejecutó detenciones masivas y arbitrarias en las #PlazasResistencias y #Campamentos que nuestr@s estudiantes habían constituido desde el mes de Febrero, como una de las formas más Pacíficas de Protesta Ciudadana que existen. En particular alzamos nuestra voz para denunciar la Violación de los Derechos Humanos Políticos de varias Mujeres jóvenes que allí se encontraban. Es justo recordar que el derecho a una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, consagrado en la CRBV y en la Ley orgánica (LODMVLV 2007) implica el ejercicio pleno de todos sus Derechos Humanos. En su interpretación más completa implica este Derecho la posibilidad y oportunidad de llevar una vida Digna y sin riesgos de sufrir Violencias de ningún tipo.
Estar secuestradas, privadas de libertad es una de las más crueles formas de Violencia contra las Mujeres, ya que por ser mujeres y estar en manos de nuestros verdugos, por lo general hombres, entramos a una dimensión de alta vulnerabilidad: parafraseando a Mirian Lewin, sin derechos, inermes, casi arrasada nuestra subjetividad, sintiendo que su dominio sobre nosotras es casi absoluto, sin poder tomar ninguna decisión. Dependiendo de ellos para comer, para dormir, para vivir, quedando poco espacio para nuestro libre albedrío y con el Miedo agregado, a ser tomadas en nuestra integridad física.
Por tales razones, desde el Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de la Mujeres, Núcleo Lara responsabilizamos al Gobierno de los daños a la integridad física, psicológica y social de las mujeres que están bajo su custodia y le exigimos:
1. El respeto y cumplimiento por parte del gobierno de los Instrumentos Internacionales de protección a los Derechos Humanos, de la Constitución de la República y de La Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia.
2. El respeto de los derechos humanos fundamentales de las Jóvenes presas, heridas y perseguidas principalmente el derecho a la vida, a la salud integral (su integridad física y psicológica), así como la libertad de expresión, protesta e información y el debido proceso para verdaderamente garantizarles una vida libre de violencia.
3. A la Fiscalía General de la República, al Poder Judicial, al Ministerio de Interior y Justicia, al Ministerio de Servicios Penitenciarios, a la Defensoría Nacional de los Derechos Humanos de las Mujeres y demás autoridades competentes, que los actos denunciados por las organizaciones de Derechos Humanos sobre violación de los derechos de nuestras estudiantes y mujeres en general sean investigados de manera oportuna e imparcial, a fin de que sus perpetradores sean sometidos a la justicia.
4. Al Sistema de Justicia le pedimos la liberación inmediata de #SairamRivas, Abril Tovar, Dioris Albarran, Betania Ferrera, Delibeth Briceño, Airam De ArauJo, Angelli Pernía, Jenifer Jaramillo y otras Mujeres que hoy están siendo acusadas injustamente por ejercer sus Derechos Políticos.
Barquisimeto, Mayo 2014.
Hisvet Fernández
Coordinadora del Núcleo Lara del OVDHM