2 jun. 2014

LA LUCHA SIGUE... Ivan Simonovis

Finalmente la Juez ADAS MARINA ARMAS DIAZ, Juez Primero De Ejecución del estado Aragua, se pronunció en mi caso: NEGADA LA MEDIDA HUMANITARIA. La juez basó la decisión en un informe hecho por la Fiscalía en Septiembre del 2013. Cabe entonces preguntar:

1.- ¿Por que esperó 8 meses para pronunciarse?
2. ¿Qué pasó con las otras cuatro evaluaciones hechas posteriormente a Septiembre del 2013? (Entre ellos el Informe del Médico Forense de la Dirección de Derechos Fundamentales de la Fiscalía, Dr. Fossi; Los Informes de DOS Juntas médicas militares y más recientemente el que realizó la Junta Médica que se integró como consecuencia de la Mesa de Negociación y Diálogo.)
3. ¿Por que entonces no se me otorga la Medida Alternativa del Cumplimiento de la Pena, como lo es el Destacamento de Trabajo, que me corresponde desde Abril del 2012 ?


La juez ADAS MARINA ARMAS DIAZ, con impecable lenguaje jurídico intenta adornar la maldad o la estupidez, disfrazando la realidad y justificando lo injustificable. Una vez más se ratifica que cuando eres un preso por razones políticas, ingresas en el más exquisito mundo de inseguridad jurídica.

Por el momento seguiré condenado a solo mirar atrás y que el futuro sea una incógnita. Pero lo peor es que hay quienes siguen viviendo en un estado mental "normopático", es decir, como si todo en este país fuese normal y hay quienes prefieren hablar en voz baja para pasar desapercibidos y no se dan cuenta que están siendo marcados con la tinta indeleble de la Dictadura.

Según encuestas recientes, mas de 80% de la población apuesta a una concertación a través del diálogo, pero el gobierno, disfrazado de "sosiego," oscurece el panorama al no cumplir los débiles acuerdos de las conversaciones que se iniciaron el 10 de Abril. El futuro para todo el país luce desolador. Se dice que quien primero pide disculpas es el más valiente y quien primero perdona es el más fuerte. Definitivamente quienes hoy día ostentan el poder no se han dado cuenta que deben recapacitar, rectificar y pedir disculpa al país por el grave daño que le han hecho a esta nación. Cada día será más difícil que tengan el perdón de este noble pueblo.

Como dice mi querido abogado y amigo, el Dr. José Luis Tamayo: …”Seguiremos en esta lucha hasta lograr la anhelada libertad, mediante Dios, sin desmayar. Firmes y empeñados hasta lograrla! …”.
Iván Simonovis
Preso político venezolano
Ramo Verde.