24 jul. 2014

Jóvenes detenidos en plaza Alfredo Sadel seguirán en el Sebin

imageRotate
ALEJANDRA M. HERNÁNDEZ F. |  EL UNIVERSAL


Los jóvenes Sairam Rivas, presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Christian Gil Villanueva y Manuel Alejandro Cotiz, detenidos el pasado 8 de mayo tras el levantamiento del campamento de protesta en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes, continuarán privados de su libertad, pese a que el Tribunal Segundo de Control no admitió la acusación presentada por la Fiscalía contra los tres jóvenes.


Durante la audiencia preliminar, que se llevó a cabo este miércoles en horas de la tarde, el titular de ese Juzgado, Néstor Herrera, declaró el "sobreseimiento provisional" de la causa y mantuvo la medida privativa de libertad en perjuicio de los tres estudiantes.



El abogado del Foro Penal, Alonso Medina Roa, explicó a El Universal que el juez no aceptó la acusación tal como fue presentada por la Fiscalía por tener "defectos", pero le dio al Ministerio Público un plazo de 9 días para que presente una nueva acusación.



Rivas, Villanueva y Cotiz fueron acusados de los delitos de instigación pública, agavillamiento y uso de menores en la ejecución de delitos.



Entretanto, los jóvenes deberán permanecer detenidos en los calabozos del Sebin, en El Helicoide, mientras se fija una nueva fecha para la audiencia preliminar, donde se decidirá si se admite o no la nueva acusación.



Protesta frente al PNUD



Los padres y familiares de los estudiantes detenidos en las recientes protestas que se escenificaron en el país, amanecieron este miércoles frente a la sede del Programa de las Naciones Unidas y Desarrollo (PNUD) en Los Palos Grandes, en rechazo a lo que consideran una burla procesal por el diferimiento de la audiencia.



A los jóvenes detenidos en el Sebin les fue repautada la audiencia que tenían este martes para las 9:00 am, a la 1:00 pm. Luego, en horas de la tarde, les informaron que fue diferida para el 29 de julio, en vista de que ese cuerpo de seguridad no realizó el traslado, pese a lo establecido por el tribunal. 



Ante la situación, la cual consideran irregular, los padres y representantes de los ocho jóvenes decidieron plantarse por cuenta propia ante el PNUD, "sin carpas ni ningún tipo de comodidad". "Demandamos que la ONU emita un informe sobre el comportamiento de los jóvenes venezolanos que acamparon pacíficamente durante 45 días", reza el comunicado. 



Por su parte, un grupo de dirigentes estudiantiles reiteró su respaldo a todos los compañeros detenidos tras desmantelarse los campamentos.