1 ago. 2014

Abogado del Foro Penal Marcelo Crovato preso político en Yare III sufre intoxicación

Marcelo-Crovato

“De los presos políticos solo se acuerdan sus familiares”. Sobran dedos de las manos para contar,  cuántos y quiénes, se ocupan del día a día de los presos políticos y sus familías, La solidaridad humana, al igual que el aceite, el arroz y la harina pan, por estos días, está escasa, no se ve, no se siente.
“Una mortadela con gusanos, que estaba verde, descompuesta  y que fue lavada con lejía”, sería la causante de la grave  intoxicación que sufre el abogado del Foro Penal  Marcelo Crovato, preso político recluido en la Torre 4, del Centro Penitenciario de la Región Capital Yare III. Presos comunes y funcionarios procesados,  también presentan cuadros de vómitos,  diarrea y fiebre, según informó una fuente digna de todo crédito.
Un caso que indigna
El jurista fue detenido por defender a unas familias a quienes los cuerpos de seguridad del Estado allanaban sus residencias.  El Ministerio Publico lo acusa por asociación para delinquir e instigación a la desobediencia de las leyes
Una Ventana a la Libertad, organización que desde hace 16 años se dedica a la defensa y promoción de los derechos humanos de las personas privadas de libertad en las cárceles venezolanas, rechazó y deploró la acusación fiscal contra el abogado Marcelo Crovato, quien fue detenido en el  municipio Chacao, el pasado 22 de mayo de 2014.
Desde esa fecha y por decisión de la Juez 9° de Control Penal de Caracas, Denise Bocanegra, Crovato ha permanecido detenido en el Centro Penitenciario de la Región Capital Yare III.
Incomunicados
Iris Varela, ordenó retirar los teléfonos locales de las torres en Yare III, la información que sale al exterior se conoce a través de los familiares de los presos y trabajadores sociales del servicio penitenciario, que  indignados por el maltrato y la deshumanización que reina en el penal, han decido romper el silencio:  “Es imposible reeducar al privado de libertad, cuando el mismo sistema penitenciario los arroja a los brazos del vicio y del ocio”, señaló nuestra fuente. “Los DVD se los quitaron, la cantina se las quitaron, las cocinitas y neveras de fabricación carcelaria se las quitaron, los fines de semana para quienes están en cultura, teatro, música, dibujo y pintura, también se los quitaron”, lo único que persiste en Yare III,  es la deshumanización del penal, el vicio, el ocio y el maltrato a todos los presos, incluidos los estudiantes y presos políticos“.
cifrasonline.com.ve