22 ago. 2014

Acusan a otro sargento segundo por muerte de Geraldín Moreno


El Ministerio Público acusó al sargento segundo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Francisco Caridad Barroso, por su presunta vinculación con la muerte de la estudiante Geraldin Moreno Orozco (23) y las heridas causadas a Roberto Carlos Ruggiero, el pasado 19 de febrero, durante una manifestación en el municipio Naguanagua, estado Carabobo.
Los fiscales 39° nacional y 28º auxiliar de esa jurisdicción, Juan Carlos Tabares y Arturo Ortega, respectivamente, acusaron al efectivo castrense por el delito de cómplice no necesario en el delito de homicidio calificado perpetrado con alevosía y por motivos fútiles, uso indebido de arma orgánica y quebrantamiento de pactos y convenios internacionales.
Adicionalmente, el militar fue acusado por presuntamente incurrir en el delito de uso indebido de arma orgánica; quebrantamiento de pactos y convenios internacionales y trato cruel en perjuicio de Ruggiero.
En el escrito presentado ante el Tribunal 3º de Control de Carabobo, los representantes del Ministerio Público solicitaron la admisión de la acusación, el enjuiciamiento de Barroso y que se mantenga la medida privativa de libertad contra el efectivo, quien permanece recluido en el comando de la GNB en Valencia.
De acuerdo con la investigación, la estudiante del quinto semestre de Citotecnología en la Universidad Arturo Michelena, se encontraba en horas de la noche en el sector Tazajal en Naguanagua, cerca de una manifestación, cuando recibió varios impactos de perdigones, hecho que le causó la muerte poco después en un centro de salud del estado Carabobo.
El pasado martes 11 de junio, Barroso fue puesto a la orden del Ministerio Público, tras una orden de aprehensión acordada por la referida instancia judicial.
Conviene recordar que por la muerte de Moreno Orozco se encuentra acusado el sargento segundo de la GNB, Albin Bonilla; mientras que otros dos efectivos con el mismo rango, Franklin Armando García López y Paola Marlene Barroso Ortiz, fueron imputados por su presunta vinculación en el hecho.