6 ago. 2014

Brutal represión contra ciudadanos



Escrito por Javier Vargas Fotos: Anner Herrera/El Impulso

Funcionarios de la Policía Nacional golpearon a dos jóvenes y a un reportero gráfico durante los disturbios ocurridos ayer en la avenida Capanaparo con Madrid, al este de Barquisimeto.
Uno de los estudiantes responde al nombre de Raúl Ocaño, de 25 años, quien cursa décimo semestre de Ingeniería Industrial en la Universidad Yacambú.
Ocaño como muchas otras personas que pasaba por el lugar, se detuvo frente al Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo para ver los enfrentamientos entre encapuchados y guardias nacionales en la avenida Capanaparo, frente a Residencias Girasoles. A las 6:40 p.m. unos 40 motorizados de la Policía Nacional Bolivariana, llegaron al frente del Conservatorio y tiraron cinco bombas lacrimógenas. La gente que estaba en ese lugar gritaban consignas a los guardias.
La gente se dispersó del lugar; algunos policías que iban de parrilleros bajaron de la moto y agarraron a un joven de 15 años. Lo golperon en el rostro porque había pateado una bomba lacrimógena para que los gases no lo afectaran. Luego de varios segundos de forcejeo y golpes lo dejaron libre.
Otro grupo de uniformados fue por dos jóvenes. Uno logró escapar de los uniformados; al otro (Raúl Ocaño) lo agarraron entre siete aproximadamente y lo tiraron boca abajo al suelo, lo golpearon con puñetazos y patadas en diversas partes del cuerpo. Luego lo esposaron y se lo llevaron en una moto.
Al camarógrafo Néstor Vivas de Agencia de Noticias (ADN) intentaron quitarle la cámara y como no la entregó lo golpearon con puñetazos en el rostro y lo retuvieron por algunos minutos, pero luego lo soltaron. En horas de la noche se mantenía la presencia de la Guardia Nacional frente a Residencias Los Girasoles y había rumores de un posible allanamiento, pero hasta últimas horas de la noche la información no fue confirmada.
Encapuchados y guardias nacionales se enfrentaron en la zona por más de cinco de horas. Funpaz informó que Carlos Isea, estudiante de la UFT, fue detenido en la avenida Lara cuanto iba a tomar una unidad de transporte.
Al menos cuatro lesionados hubo en el lugar, entre ellos un guardia nacional quien fue atravesado por un clavo de acero en el brazo izquierdo.
Se conoció que los enfrentamientos ocurrieron porque hubo una interrupción en el servicio de luz en la zona y los vecinos salieron a protestar, luego aparecieron algunos encapuchados y después llegaron los uniformados de la Guardia Nacional y la Policía Nacional. Trascendió que la diputada del CLEL, Érika Camacho, fue agredida en el sitio, pero la información no fue confirmada.