22 sept. 2014

Iván Simonovis al llegar a su casa: ¡Por fin, hija, aquí estoy!

Tribunal Supremo de Justicia enfatizó que medida humanitaria es temporal


imageRotate

ALICIA DE LA ROSA |  EL UNIVERSAL

"¡Por fin, hija, aquí estoy! ¡Llegó papá!" Estas fueron las primeras palabras que expresó Iván Simonovis al llegar a su residencia y recibir el abrazo, entre sollozos, de su hija Ivana y su esposa María del Pilar Pertinez (Bony).

"Al momento de llegar mi padre no hubo muchas palabras, simplemente nos abrazamos y dejamos que el momento pasara (... ) Era demasiada emoción para decir cosas", manifestó la joven, quien esperó 9 años y 299 días para ver cumplido el sueño de tener a su padre en casa. 

La noche del viernes, al exsecretario de Seguridad de la Alcaldía Mayor, quien fue sentenciado a 30 años de prisión por los sucesos del 11 de abril de 2002, el Tribunal de Ejecución del estado Aragua le otorgó la medida humanitaria temporal de casa por cárcel.

"A las 9:00 de la noche se presentó en la cárcel la juez suplente, Vanina Gómez Malagutti, y en compañía de un fiscal del Ministerio Público, adscrito a la Dirección de Derechos Fundamentales, le participaron a Iván Simonovis que se había acordado el arresto domiciliario al constatarse, definitivamente, que su estado de salud amerita ser tratado médicamente en un lugar de reclusión distinto al de Ramo Verde", explicó el abogado José Luis Tamayo, quien llegó pasada las 11:00 de la mañana a la Alta Florida donde se encuentra la quinta de la familia.

Posteriormente, el Tribunal Supremo de Justicia en Twitter, enfatizó que la medida humanitaria es temporal. "Una vez mejore su salud deberá regresar al sitio de reclusión". 

La medida contempla, además, la imposibilidad de emitir declaraciones públicas y de escribir en las redes sociales.

Acompañado de los abogados Igor Hernández y Enrique Perdomo, Tamayo explicó que luego de cuatro solicitudes de medida humanitaria, "la libertad de Iván salió a la 1:20 de la madrugada del sábado y llegó a su casa con una comisión del Sebin a las 2:25 am". 

"El encuentro con mi papá fue totalmente sorpresivo. Nadie se lo esperaba. Estábamos durmiendo y nos hizo una llamada a mitad de la noche diciendo, 'voy camino a casa'. Habíamos estado soñando con este momento unos 10 años (... ) No existen palabras para describir la alegría y la emoción de tener el momento perfecto", dijo Ivana Simonovis. 

Sebin dentro y fuera de casa 

Bony de Simonovis, refirió que la presencia de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional dentro y fuera de su propiedad no le intimida. "Miedo no tenemos, estamos bien protegidos con el Sebin" y recalcó que el peligro de evasión "nunca existió. Nosotros pedimos que si la medida era de casa por cárcel, la aceptamos".

Destacó que el comisario "no ha podido descansar" y que su primer desayuno en casa "pan con queso" lo compartió con su familia y los ocho efectivos que lo custodian.

Medida por afección cardíaca

Por su parte, Tamayo resaltó que una de las razones que pesó para que la magistrada Gómez Malagutti otorgara la medida están relacionadas con las dolencias en el pecho que presenta el exsecretario. 

"Recientemente fue trasladado de emergencia por una afección cardíaca que se creía era un infarto. Afortunadamente no fue así, sin embargo su condición cardiológica es bastante delicada y por eso solicitamos semanas atrás que fuera chequeado, que se le hiciera un cateterismo que se hará en las próximas horas", precisó.

Recordó que en julio de 2013, Simonovis fue intervenido de emergencia por presentar peritonitis, además de padecer 19 patologías, problemas gastrointestinales y osteoporosis avanzada. "Todas estas afecciones van a ser tratadas", aseveró el representante legal al tiempo que indicó que el lunes solicitará el permiso de traslado al Hospital de Clínicas Caracas para que sea examinado. 

Con lágrimas en los ojos, Bony de Simonovis aprovechó para enviar un mensaje a los que aún quedan tras las rejas "injustamente". 

"Que esto sirva como un mensaje de aliento y de paz para todas aquellas personas que todavía tienen que dormir tras las rejas injustamente. Nosotros vamos a seguir rezando como lo hicimos 10 años con Iván. Las cosas buenas pasan. Muchísima fe para todos ustedes y para todos sus familiares ¡Estamos felices!", expresó.

"Yo lo que quiero es que no exista más persecución política en Venezuela por pensar distinto", agregó.