8 sept. 2014

“Pedimos un alto en la persecución porque no somos delincuentes”



Mariana Duque | ÚN . - El cese a la persecución, al hostigamiento y a la represión, exigió el día de ayer el subdirector Ejecutivo de Operaciones de la ONG “Operación Libertad”, Euri Caraballo, ante los hechos que han ocurrido durante los últimos días en contra de los integrantes de esta institución defensora de derechos humanos. 

Acompañado de integrantes del movimiento estudiantil del Táchira, el estudiante de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela –UCV-, denunció que los integrantes de Operación Libertad Colombia, están siendo amedrentados por los organismos de inteligencia de ese país, por lo que hizo responsable al presidente Santos y su Canciller de lo que les pueda ocurrir. 

“Nuestra Directora de Comunicaciones en Operación Libertad es de Colombia, y ha recibido también persecuciones por parte de inteligencia colombiana. Nuestro Director de Finanzas también ha recibido persecuciones por parte de la inteligencia colombiana, pedimos un alto en esto, un cese a la represión, un cese al hostigamiento, a la persecución, porque no somos delincuentes”, expresó. 

Recordó que el jueves fue deportado el director de la ONG, Lorent Saleh a Venezuela, aún cuando su salvoconducto se encontraba vigente, violando con ello el debido proceso que establecen las leyes del vecino país y las venezolanas. Horas después ocurrió lo mismo con Gabriel Valles, bajo el argumento de seguridad de la nación, a pesar de que el primero de septiembre le habían sellado de nuevo el pasaporte.

“Si eso es cierto, ¿por qué renovaron la concesión de su estadía en Colombia? Si eso es cierto, ¿por qué permitieron la entrada de Lorent Saleh a Colombia? Vemos una vez más como los tentáculos del castro chavismo están haciendo vida internacional, una operación política, para desmantelar una organización que nunca ha debido a nadie, porque decir las verdades no es agredir, defender los derechos humanos, no es agredir, es hacer justicia”, expresó.

Resaltó que también su compañero Alfonso Caro, fue sacado de la ciudad de Cúcuta el día viernes a las 5 de la mañana y hasta la fecha desconocen su paradero, por lo que hizo responsable al gobierno del presidente Juan Manuel Santos de todo lo que le pueda ocurrir al joven. 

Explicó Caraballo que estas acciones violentaron tratados internacionales y convenios, pues aclaró que en el vecino país no estaban haciendo nada ilegal, sino denunciar las reiteradas violaciones de los derechos humanos y el terrorismo en Latinoamérica. “Ahora salen con este parapeto jurídico, ahora salen con esta infamia y con esta mentira”, agregó.

Recordó que Saleh y Valles fueron presentados ante un tribunal en Caracas, el cual los remitió al Tribunal 11 de Control en la ciudad de Valencia, y de acuerdo a su defensa, no hay cargos hasta la fecha que se les acuse o causa alguna para que estén detenidos, pues Venezuela nunca los solicitó. Cree que esta "es una demostración más de que el Poder Judicial se encuentra secuestrado a favor del 'castro chavismo' en Venezuela y Latinoamérica".

“No podemos dejar que el castro chavismo, el castro comunismo y la dictadura reinen en nuestros países. Hasta donde tengamos que llegar llegaremos, en defensa de los derechos humanos y en defensa de las libertades ciudadanas, porque para eso se constituyó operación libertad y no vamos a descansar, no vamos a dejar nuestros brazos caer, hasta lograr la defensa de los derechos humanos de los ciudadanos de Latinoamérica, la defensa de los muchachos que se encuentran hoy secuestrados por el gobierno venezolano en complicidad con el gobierno de Juan Manuel Santos”, resaltó.