4 sept. 2014

Tribunal otorgó libertad plena a 46 manifestantes

Jesús Castro/ El Tiempo

Caracas.- Este martes el Tribunal 2 de Control del área metropolitana de Caracas dictaminó la libertad plena para 46 manifestantes que fueron detenidos a comienzos de año mientras participaban en protestas contra el Gobierno en los llamados campamentos de la libertad.
La abogada defensora y directora de la Fundación para el Debido Proceso (Fundepro), Jackeline Sandoval, informó que estas medidas son adoptadas por los jueces cuando se determina que no ocurrió un hecho delictivo o al menos no fue realizado por el imputado.
Los 46 jóvenes, a quienes se les seguía el juicio en libertad, pertenecen a un grupo de 51 apresados en un operativo conjunto de efectivos de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana. Los funcionarios irrumpieron la madrugada del 8 de mayo, mientras los jóvenes pernoctaban en la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes, al este de la capital. En las últimas semanas se han sobreseído paulatinamente los casos de las personas detenidas en los campamentos.
Audiencia de Sairam Rivas 
Paralelo a esta decisión, tres jóvenes que también fueron detenidos en la plaza Afredo Sadel: Sairam Rivas -presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Central de Venezuela-, Manuel Cotiz y Cristian Gil, fueron presentados ayer en la tarde en tribunales.

Previo a la comparecencia, Sandoval indicó que jurídicamente para estos manifestantes la única decisión posible era el sobreseimiento por haber sido detenidos por las mismas razones por las cuales se apresó al grupo que obtuvo su libertad plena este martes.
La sesión se inició cerca de las 4:30 pm en el Palacio de Justicia, en Caracas. A los tres detenidos se les acusó por instigación pública, agavillamiento y uso de menores en la comisión de delitos. A Gil también se le imputó posesión de drogas. 
Al cierre de esta edición, el juzgado aún no había dado a conocer su decisión en torno a Rivas y sus compañeros. 
En los alrededores del Palacio se agolparon familiares y dirigentes estudiantiles para apoyarlos. De igual forma, miembros del movimiento estudiantil enarbolaron pancartas para exigir la libertad de los detenidos. El coordinador de la organización no gubernamental Provea, Marino Alvarado, informó el pasado domingo que Rivas, quien está recluida en los calabozos del Sebin en El Helicoide, denunció haber sido amenazada por algunos de sus custodios de ser trasladada a una cárcel común.

Niegan visita 
Otro de los manifestantes apresados, Gerardo Carrero, quien fue detenido en el campamento del Pnud, arribó a seis días sin recibir visitas, según informó su padre, también de nombre Gerardo Carrero.

Carrero hijo está en los calabozos del Sebin, en Plaza Venezuela, a donde fue trasladado después que denunciara que el pasado 24 de agosto, en El Helicoide, fue torturado por funcionarios del cuerpo, posterior a haber iniciado una huelga de hambre.