22 oct. 2014

HRW defiende petición de ONU para que Venezuela libere a López


El Periodiquito.- "Human Rights Watch apoya la solicitud del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para que se liberen a manifestantes y políticos detenidos arbitrariamente en Venezuela", dijo el director ejecutivo para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, en una declaración remitida a los medios de comunicación.

La organización pro derechos humanos también respalda "la reciente opinión del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria instando a Venezuela a liberar a Leopoldo López", añadió Vivanco.

"El Gobierno de Maduro debería prestarle atención a estos pedidos e inmediatamente liberar a todos los venezolanos que se encuentran detenidos arbitrariamente y sujetos a violaciones graves de debido proceso", continuó el director ejecutivo.

"Ahora que Venezuela se prepara a asumir su puesto en el Consejo de Seguridad, concluyó, no puede continuar ignorando los repetidos pronunciamientos de expertos de Naciones Unidas para que cumpla con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos".


El mes pasado, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre detención arbitraria decretó que las detenciones de Leopoldo López y de Daniel Ceballos, ex alcalde de San Cristóbal, fueron arbitrarias.

En un comunicado, el alto comisionado de la ONU exhortó hoy "a las autoridades venezolanas a actuar de acuerdo a las opiniones del Grupo de Trabajo y a liberar inmediatamente a los señores López y Ceballos, y a todos aquellos detenidos por ejercer su legítimo derecho a expresarse y protestar pacíficamente".

El comunicado de Zeid también se refiere a otras 69 personas arrestadas durante las protestas públicas que tuvieron lugar durante varios meses en Venezuela.

De acuerdo con la información recibida por la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, más de 3.300 personas, incluidos menores de edad, fueron detenidas por períodos breves entre febrero y junio.

Asimismo, más de 150 casos de malos tratos, entre ellos varios de tortura, fueron reportados, y al menos 43 personas murieron durante las protestas, entre ellos un fiscal y nueve efectivos de los cuerpos de seguridad, según esa oficina.

López está recluido en una cárcel militar desde el pasado 18 de febrero, cuando se entregó a las autoridades para hacer frente a los cargos de instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir), daños a la propiedad e incendio por los hechos violentos que se produjeron al término de una marcha el pasado día 12, en una jornada que se saldó con tres muertos.