3 nov. 2014

Calabozos del Cicpc están hacinados por falta de traslados

imageRotate

EL UNIVERSAL
domingo 2 de noviembre de 2014  
Los calabozos de las distintas subdelegaciones y divisiones del Cicpc en Caracas están nuevamente abarrotadas de personas detenidas que esperan por ser trasladadas a los distintos penales que los tribunales de Control del Área Metropolitana han asignado.

De manera extraoficial se conoció que solo entre los 4 Ejes de Homicidio de la policía científica y la División Contra Homicidios hay al menos 400 reclusos en espacios no aptos para su detención.

Solo en el calabozo de la Avenida Urdaneta, que tiene capacidad para 30 personas, hay 75 detenidos, mientras que en el Eje de El Llanito tienen a 73 aprehendidos, en un espacio para 30 personas. 

La situación ha provocado inconvenientes en el desarrollo de las labores investigativas de los funcionarios que allí trabajan, pues son comisionados para cuidar a los reclusos.

En la División Contra Robos, también en la Avenida Urdaneta, hay 33 personas en un espacio que anteriormente era un comedor y que fue habilitado para los reclusos.

Varela es quien decide

En junio de este año la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, declaró a El Universal anunció que los detenidos por las policías municipales y el Cicpc solo serían admitidos en los distintos penales del país, cuando estuvieran en la fase de juicio.

Posteriormente, hace poco más de un mes se creó una oficina de enlace entre el Ministerio de Servicios Penitenciarios y el Cicpc, que sería la encargada de gestionar los cupos en los penales, para las personas que sean detenidas.

Sin embargo, los funcionarios denuncian que la situación de retardo en la admisión de los presos en las cárceles persiste y que cada vez son más las personas detenidas y hacinadas en los calabozos de la policía científica.

En el caso de la División de Aprehensión del Cicpc, ubicada en El Rosal, hay 170 reclusos en cinco calabozos que apenas tienen capacidad para 100 personas, mientras que en la subdelegación Oeste, ubicada en Catia, hay 98 detenidos en una cancha de basquet que fue acondicionada para tener allí a los reos.

Otro de los inconvenientes denunciados por los funcionarios de la policía científica es que debido a la falta de espacio en las sedes policiales, han tenido que juntar a mujeres y adolescentes detenidos, con los hombres, a pesar de las reiteradas advertencias que han hecho al respecto, desde el Ministerio Público.