12 dic. 2014

Tamara Suju: Todos los venezolanos debemos ser activistas de DDHH

Tamara Sujú es uno de los rostros conocidos de la oposición venezolana. Fundó las Damas de Blanco y Nueva Conciencia Nacional, organización defensora de los DD.HH. y de ayuda a las víctimas de la represión.

Como consecuencia de su participación activa en la denuncia de los atropellos contra los DD.HH. Sujú recibió señales de que en Venezuela su vida corría peligro, según narró la activista a Radio Praga.
“Después de 10 años de ser perseguida, de ser acusada de traición a la Patria, de desestabilización, de conspiración, llega un momento en el que el asedio, el acoso, la instigación al odio contra tu persona es tanta que tú tienes que tomar una decisión, o sigo en mi país y soy posiblemente víctima del hampa, entre comillas, o tomo la decisión de irme y seguir trabajando por Venezuela, pero segura”.
Tamara Sujú optó por la República Checa, porque para ella representa el paladín europeo de la lucha por la defensa de los Derechos Humanos.

“La República Checa es un país baluarte de los valores democráticos en Europa. He venido a la República Checa desde el año 2007, conocí a Havel, conocí a su fundación y creo que son gente que han sido muy solidarias con las causas de DD.HH., con el pueblo cubano, por ejemplo”.

A los checos les preocupa lo que ocurre en Venezuela

Los checos no son indiferentes ante la difícil situación que viven los opositores, activistas y presos políticos en Venezuela.

“Fueron los primeros europeos que se acercaron para hablar del tema de los presos políticos en el año 2007. Y para mí esos valores que tiene el pueblo checo, valores de respeto, de dignidad, de honestidad, es lo que a mí me llevó a venir acá, porque yo pienso que el resto de los países europeos necesitan saber qué es lo que pasa en Venezuela. Y qué mejor que la tierra de Havel para pedir asilo político”.
Al referirse a la situación concreta de su país, Sujú sostiene que los problemas surgen y se mantienen como consecuencia de la violencia social y la pésima situación económica en que ha caído Venezuela.
“La situación en Venezuela es muy difícil sobre todo en materia de violencia social y en materia económica. En violencia social las muertes, los secuestros, víctimas del hampa, víctimas de la inseguridad que se vive. Y en materia económica la caída de la moneda con respecto al dólar, eso significa que un venezolano hoy está ganando menos de 30 dólares mensuales”.

Una mala administración de la economía y la entrega de parte de la producción petrolera han afectado gravemente el funcionamiento de la sociedad, indicó Sujú.
“Durante los últimos 15 años esas divisas que han entrado por el petróleo venezolano no se han invertido en el progreso, en el apoyo económico al sector privado, sino que el sector privado ha sido golpeado por este sistema que no es democrático. Y lamentablemente hemos regalado parte de la producción petrolera al Gobierno cubano”.

La crispación en la sociedad venezolana se debe al muro que fue levantado para separar a los que siguen y respaldan al Gobierno, por un lado, y a los que piensan diferente, por otro lado, indicó.
“Al principio del Gobierno de Chávez hubo instigación al odio, entre compatriotas. Para Chávez poder posesionarse y poder tener un sector de la población totalmente complaciente con él, necesitó endurecer su posición y además necesitó crear un muro entre los venezolanos. Los seguidores del Gobierno y los que no seguían al Gobierno”.

Venezuela el país más violento de América Latina

La activista Tamara Sujú denunció el peligro que representa el hecho de que el oficialismo permitiera que se armara un sector de la población, eso convirtió a Venezuela en el país más violento de América Latina.

“El Gobierno ha armado, ha permitido que se arme la población, hay hampa o como decimos en Venezuela malandros en la calle mejor armados que la Policía. Hay grupos paramilitares armados, civiles, que tienen zonas de urbanizaciones, de barrios en donde ellos mandan y donde ellos son la ley, es decir el imperio de la ley en Venezuela ha hecho que en este momento seamos el primer país latinoamericano en violencia”.
El reciente informe de Amnistía Internacional sobre el índice de percepción de la corrupción situó a Venezuela en el último lugar.

“Imaginarse la sensación de que somos el país más corrupto del mundo. ¿Dónde está el dinero que ha entrado en los últimos 15 años en Venezuela? Se fue en propaganda política. El gobierno de Venezuela ha sido acusado de financiar campañas en Argentina, en Ecuador, en Bolivia, en Nicaragua. Mientras nosotros no teníamos, por ejemplo luz, el gobierno venezolano estaba regalándole plantas eléctricas a Nicaragua“.

Denunciar lo que ocurre en Venezuela no es conspirar

A pesar de estar lejos de su país, Tamara Sujú dijo que seguirá denunciando los atropellos que contra los DD.HH. cometan las autoridades venezolanas.

“Mi labor va a seguir siendo hacerle seguimiento, apoyando a las víctimas, denunciando internacionalmente lo que está sucediendo, es decir, no es conspirar contra un Gobierno, no, es decir la verdad de lo que pasa. Nosotros tenemos en la mano las pruebas de cómo se han violado los Derechos Humanos. Y contra eso no hay dinero, no hay suficiente dinero que valga”.
La abogada Tamara Sujú está convencida de que todos los compatriotas que se encuentran fuera del país deberían ayudar a explicar qué es lo que ocurre en su Venezuela añorada.

“Yo creo que todos los venezolanos que estamos en el exterior, no importan las circunstancias, todos debemos convertirnos en activistas de DD.HH., denunciar lo que está pasando en nuestro país en donde sea. A Venezuela se le quiere y se le lleva en el alma, no hay venezolano que no escuche el Himno Nacional o el Alma Llanera o vea nuestra bandera tricolor y no se le encoja el corazoncito añorándola, entonces que cada uno de nosotros se convierta en un activista de DD.HH. en el exterior”.
La República Checa concedió asilo político, protección internacional, a la abogada y activista por los DD.HH. Tamara Sujú por un período de diez años renovables