19 ene. 2015

Este lunes examinarán a Enzo Scarano para operarlo de la próstata

enzoscarano

Globovisión.- La alcadesa de San Diego en Carabobo, Rosa Brandonisio, informó que este lunes trasladarán a su esposo Enzo Scarano al Centro Urológico de Valencia para ser examinado y posteriormente operado de la próstata.

Scarano recibió la noche de este viernes una “medida humanitaria”, la cual le permite permanecer en su residencia por su “delicado estado de salud”, según declaró su esposa.

Entre las patologías que señalo Brandonisio, destaca hipertensión, restricción urinaria por 90% de obstrucción en la próstata y la necesidad de atención de un otorrinolaringólogo.

Destacó que esta medida responde que “había que solventar de manera urgente” su estado de salud y desestimó que “sea una terquedad” de su parte.


Libertad para el 4 de febrero

Relató que  aproximadamente a las 7:00 pm el coronel  Homero Miranda en Ramo Verde le pidió que no se retirara del lugar. “No podía imaginar nada peor, necesitaba pensar lo mejor”, declaró la alcaldesa y dijo  luego al recibir la noticia, recogieron medicinas de la celda y se procedió al traslado.

El abogado de Scarano, León Jurado, recordó que este 4 de febrero vence la sentencia, de 10 meses y 15 días contra el exalcade, por la declaración de desacato por parte de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al  mandamiento del amparo cautelar dictado mediante la sentencia N 136 del pasado 12 de marzo, previsto en el artículo 31 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales.

Ese mismo día, también saldría en libertad el exdirector de la Policía Municipal de esa entidad, Salvatore Lucchese, quien aún se encuentra recluido en Ramo Verde.


Jurado recordó que el tribunal impuso al sancionado, con apostamiento policial de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, la obligación de presentar informe actualizado de su estado de salud; prohibición de realizar actos de proselitismo político; prohibición de dar declaraciones ante cualquier medio de comunicación social público o privado y prohibición de salida del país.


La decisión se fundamentó en  informes médicos emanados del Hospital Militar Doctor Carlos Arvelo, que acreditan la situación de salud del sancionado, así como también en lo sostenido por el Director del Centro Nacional de Procesados Militares y en lo previsto en los artículos 2, 19, 83 y 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.