17 feb. 2015

Juez entre Paredes

La Nación

El Ministerio Público logró la privativa de libertad para el juez 20º de Juicio del Área Metropolitana de Caracas, Alí Fabricio Paredes, por presunto favorecimiento de procesados en el caso Walid Makled. Paredes es conocido como “el juez verdugo” María Lourdes Afiuni, tras cumplir la orden del finado expresidente Chávez de sentenciarla a 30 años de cárcel

El Ministerio Público logró la privativa de libertad para el juez 20º de Juicio del Área Metropolitana de Caracas, Alí Fabricio Paredes, por presunto favorecimiento de procesados en el caso Walid Makled, indicó el Ministerio en su página web

En la audiencia de presentación, las fiscales nacionales 28º y 57º, Desirée Socolovich y Paula Ziri Castro, respectivamente, imputaron al hombre por la presunta comisión de los delitos de “favorecimiento a procesado” y “asociación para delinquir”.

Tales delitos están previstos en la Ley Orgánica de Drogas y la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, respectivamente.

En este contexto, el Tribunal 33º de Control del del Área Metropolitana de Caraca dictó la medida privativa de libertad contra Paredes, además de ordenar su reclusión en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en Caracas.

Igualmente, el referido tribunal acordó la prohibición al juez de movilizar cuentas bancarias, enajenar y gravar bienes.

Según la versión preliminar, Paredes fue detenido en horas de la tarde del pasado 10 de febrero en la parroquia El Valle, en Caracas, por funcionarios del Sebin, tras una orden aprehensión solicitada por el Ministerio Público y acordada por el Tribunal 33º de Control del AMC.

Previamente, el juez Alí Paredes había dictado sentencia en el caso de Walid Makled, sus hermanos y los trabajadores de su finca familiar en el estado Carabobo.

Vale la pena recordar que el doctor Alí Fabricio Paredes es conocido como “el juez verdugo” María Lourdes Afiuni, tras cumplir la orden del finado expresidente Chávez de sentenciarla a 30 años de cárcel