5 mar. 2015

Reconocen su inocencia


Tal Cual.- La defensa del líder opositor Leopoldo López aseguró este miércoles que ninguno de los testigos convocados por el Ministerio Público avaló las acusaciones hechas por el gobierno de Nicolás Maduro por los supuestos delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio.
"Ya tenemos casi un año de este juicio, en el que tenemos un cúmulo de testigos, entre peritos y expertos, que suman aproximadamente 54 funcionarios públicos del Estado venezolano. Estos testigos han certificado que los delitos imputados por el Ministerio Público no han ocurrido", dijo el abogado Juan Carlos Gutiérrez.
El defensor citó la declaración de la experta lingüística Rosa Amelia Asuaje, quien certificó que a López se lo juzga por sus palabras, por sus ideas y su liderazgo. "Rosa Amelia Azuaje llega a la conclusión de que López no es determinador de delitos porquenunca hubo un mensaje que condujera a la quema de los vehículos ni tampoco iba dirigido a una persona en específico, sino al pueblo venezolano en general", explicó Gutiérrez.
"En su intervención dijo que López simplemente era un líder político con un discurso emocional, pero que no se puede hablar de un llamado a la violencia en su narrativa", agregó durante una conferencia, acompañado de los representantes legales de los estudiantes Marco Coello, Christian Holdack, Demián Martín y Ángel González, también detenidos y con procesos judiciales en su contra.
"De igual manera, ayer un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) concluyó que lo único que había hecho López era criticar al gobierno y llamar a la protesta. Nadie puede ser condenado por el derecho a la crítica", sostuvo el abogado, que añadió: "La mejor defensa es la verdad".
Por otro lado, Gutiérrez mostró una filmación del discurso de López el 12 de febrero, día en que se realizó la primera manifestación de fuerte magnitud contra el régimen de Maduro y en el que murieron tres personas por los episodios violentos que se desencadenaron.
"En ese video, que por cierto no fue admitido por el tribunal, se constata la intención, el discurso, las palabras y la prosodia de López de hacer una protesta pacífica, de mantener la paz y no caer en la violencia. El mensaje es claro y por eso tiene que ser liberado, durante estos meses no hay ningún elemento probatorio mínimo para mantener a López preso", destacó.
"¿Por qué se juzga a Leopoldo López? ¿Por qué Leopoldo López está preso? Por hacer lo que yo estoy haciendo, por decir lo que piensa, por ejercer su legítimo derecho a proponer, a criticar, a disentir del gobierno. López no está preso por violencia, sino por su palabra", concluyó. El dirigente de Voluntad Popular está preso desde el 19 de febrero.