21 abr. 2015

57% de los policías asesinados cayeron por robo del arma

imageRotate

El Universal


Más de la mitad de los policías que han sido asesinados en lo que va de año en la Gran Caracas, han caído en hechos en los que el móvil fue el robo del arma de fuego, de acuerdo a estadísticas que manejan los organismos de seguridad, obtenidas extraoficialmente.

De los 47 efectivos policiales y efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que perdieron la vida entre el primero de enero y el 18 de abril de este año, 27 funcionarios de distintos organismos perdieron la vida en hechos vinculados con este móvil.

En relación al lugar donde ocurrieron los asesinatos, 19 de los homicidios se registraron en el estado Miranda.

Quedaron disgregados de esta manera: tres en Guaicaipuro, dos en los municipios Sucre, Brión, Zamora y Cristóbal Rojas, y uno en los municipios Independencia, Paz Castillo, Acevedo, Simón Bolívar, Urdaneta, Carrizal y Baruta. 

Mientras que siete casos se presentaron en el municipio Libertador (Caracas), y uno más en el estado Vargas.

Del total de homicidios que tenían como objetivo el robo del arma, doce casos ocurrieron mientras el efectivo se encontraba franco de servicio, ocho cuando el policía estaba laborando, y en nueve casos no especifican en qué condición se encontraba el funcionario policial.

Procedimientos policiales

Las estadísticas arrojan que la segunda causa de muerte de los efectivos se debe a procedimientos policiales con un total de cinco casos, es decir, 10,63%.

En tercer lugar se encuentran las muertes accidentales y robos no vinculados con el armamento del efectivo; seguida por los casos de venganzas, o como resultado de haber mediado en conflictos y recibir la peor parte.

Según un informe presentado por la Fundación para el Debido Proceso (Fundepro) en enero del presente año, en 2014 fueron asesinados 338 efectivos en todo el país, lo cual representa un incremento de 18% con respecto al año 2013, cuando se registraron 295 muertes violentas.

De ese total, 132 uniformados fueron abatidos en Gran Caracas. El informe destaca que la mayoría vive en sectores populares y son conocidos por las bandas delictivas.