13 abr. 2015

Los “trofeos” del 11A

Son 11 funcionarios de la PM, acusados por los hechos del 11 de abril de 2002. Cinco e ellos esperan que la justicia sea justa y les otorgue fómulas alternativas al cumplimiento de la pena que ya les corresponden por ley y por las que podrían obtener su libertad

KEYLIN ITRIAGO MARRUFO/TAL CUAL

 



Cinco de los once funcionarios policiales, acusados por los hechos del 11 de abril de 2002, tienen ya varios años esperando que la justicia sea justa y les otorgue las formulas alternativas al cumplimiento de la pena que ya les corresponden por ley y por las que podrían obtener su libertad.

Jacqueline Sandoval, directora de Fundepro, explica que Héctor Rovain, Erasmo Bolívar y Luis Molina, condenados a 30 años de prisión, al cumplir los 7 años y medio de cárcel; es decir, la cuarta parte de la pena, ya podían optar por el beneficio de destacamento de trabajo fuera del establecimiento carcelario.

A los 10 años de prisión, que representan un tercio de la pena impuesta, los prisioneros también podían optar, tal como apunta Sandoval, a la medida de régimen abierto, que consiste en que el penado puede trabajar de lunes a jueves en algún centro pero regresar a pernoctar en las noches, mientras que los días viernes, sábados y domingos se les deja dormir en sus casas con sus familias.

En el caso de Marco Hurtado, condenado a 16 años, y José Arube Pérez, sentenciado a 17 años de cárcel, según expone Theresly Malavé, abogada de los ex policías metropolitanos, son más las medidas que les corresponden.

La abogada detalla que a los cuatro años de cárcel les tocaba la medida de trabajo fuera del establecimiento; a los seis años, el régimen abierto y a los casi 12 años, la libertad condicional, con la que trabajan, duermen en sus casas y se presentan cada cierto tiempo ante el delegado designado.

VENCIERON EL OCIO 
Malavé sostiene que sus defendidos ya pueden salir incluso por confinamiento porque prácticamente tienen la pena cumplida ya que en los 12 años en los que han estado tras las rejas han trabajado, estudiado y hecho actividades que los hacen merecedores de la redención judicial de la pena por el trabajo y el estudio.

De acuerdo con la jurista, por cada dos días de trabajos se resta un día de pena. "Y ellos han redimido la pena de tal forma que ya deberían estar en libertad", agrega.

Los cinco ex PM han elaborado y pintado franelas, han hecho trabajos en madera, de albañilería y hasta han sido preparadores deportivos, tal como cuenta Sandoval.

No obstante, el Tribunal de Ejecución, pese a que está obligado a decidir una vez que dicho beneficio ha sido solicitado por la defensa, aún no lo ha hecho, según denuncia Malavé.

"Ellos han pasado los exámenes pero el tribunal no se pronuncia. En una oportunidad se perdió el examen, en otro no llegaba, todo es un misterio. Nosotros hemos ido incluso al Ministerio de Asuntos Penitenciarios para denunciar estas irregularidades. Una vez fueron a repetir los exámenes y más nunca aparecieron", manifiesta Sandoval.

VISITADAS LIMITADAS 
Las condiciones de reclusión en Ramo Verde, en donde siempre han estado, han sido bastante buenas según señalan Sandoval y Malavé. Sin embargo, las abogadas indican que desde que llegó el dirigente político Leopoldo López se tienen muchísimas restricciones que jamás habían tenido.

Una de ellas es que no pueden ser visitados por primos y amigos sino únicamente por familiares directos. Y esta situación ha apagado el ánimo por lo menos de Erasmo Bolívar, según cuenta su tía María Isabel Bolívar.

"Se siente más la soledad. Físicamente él está bien pero emocionalmente siente que fueron olvidados de la historia de Venezuela. Todos los días hay una nueva restricción y esto hace que el deseo de salir sea más creciente", afirma, al tiempo que hace un llamado no solo a Dios y a la Virgen sino también al Gobierno.

"Ellos son seres humanos, completamente inocentes y esa misma ley que los sentenció les permite gozar de las medidas alternativas. A la gente les digo que lo peor que le puede pasar a un preso político es que lo olviden", sostiene.

Elenis Rodríguez, presidenta de Fundecis, asegura que el Gobierno se ha "enfrascado" tanto con los funcionarios porque los tienen como un trofeo poder seguir engañando al pueblo. "Es la única manera de mantenerse con la mentira y el show de todos los años", apunta.

LIBERTAD POR HUMANIDAD
Los comisarios Lázaro Forero y Henry Vivas fueron los primeros en obtener una medida humanitaria por padecimiento de enfermedades crónicas. Luego, con el ex PM Julio Rodríguez también procedió la libertad condicional luego de que se le diagnosticara cáncer de próstata.

En octubre del año pasado, al comisario Iván Simonovis también le otorgaron una medida humanitaria que consiste en casa por cárcel con apostamiento policial por el padecimiento de más de 19 patologías diagnosticadas por especialistas y certificadas por los médicos forenses del Ministerio Público.

Rafael López y Ramón Zapata salieron en libertad al finalizar el juicio oral y público, pues uno resultó absuelto de los cargos señalados y el otro se le computó la pena cumplida.