12 jun. 2015

Dos estudiantes de la ULA se suman a la huelga de hambre

imageRotate

NORA SÁNCHEZ |  EL UNIVERSAL


Mérida.- Al cumplirse justo 72 del ayuno que emprendieron cinco estudiantes y una profesora de la Universidad de Los Andes (ULA) en la ciudad de Mérida, este jueves a las 11:00 de la mañana se sumaron dos estudiantes más a la huelga de hambre, para un total de 8 personas que a través de la abstención de alimentos hacen un petitorio por la libertad de los presos políticos y exigen al Consejo Nacional Electoral (CNE) fije la fecha de las elecciones.

Los jóvenes Luisa Olivar y Reider Zambrano, estudiantes de Derecho, se unieron a la lucha emprendida por los ulandinos y respaldando el petitorio que motivó esta protesta, la cual comenzó el pasado lunes.

Los huelguistas, ubicado a las afueras de la iglesia El Llano, fueron visitados por el Defensor del Pueblo, Nelson Garrido, quien esta semana asumió el cargo en Mérida.

Garrido dijo que visitó a los universitarios para conocer de primera mano las peticiones que tienen los huelguistas y fungir como intermediario para que, en la medida de lo posible, las mismas tengan una respuesta.

Asimismo, el Defensor del Pueblo visitó a los manifestantes para conocer su estado de salud, "la Defensoría del pueblo está a la orden y de hecho haremos las gestiones necesarias, para que la salud de estas personas no se ponga en riesgo".

Resaltó que la protesta es un derecho establecido en la Constitución Nacional; sin embargo, "hay otro derecho que es la salud de estas personas que se pone en peligro y nosotros no podemos permanecer de manos cruzadas ante esta situación, por lo que colocamos nuestra voluntad para que la salud de estas personas no se vea comprometida".

Garrido conminó a los huelguistas a que una vez recibido las peticiones, depongan la huelga de hambre, pero la respuesta fue negativa.

Por su parte, la profesora que se mantiene en ayuno, Lilia Gainza, dijo mantenerse firme en su lucha y le recalcó al Defensor del Pueblo "que estamos muy convencidos de nuestra protesta por la libertad de los presos políticos, de los 57 estudiantes que están privados de libertad y de los perseguidos políticos, que hoy se encuentran en clandestinidad, como el caso del compañero Vilca Fernández".

En horas de la mañana de este jueves, los bomberos de la ULA visitaron a los huelguistas y los evaluaron.

Hasta ahora, el diagnóstico es el normal a un ayuno de tres días y afortunadamente, ninguno ha presentado algún tipo de complicación con su estado de salud.