6 jul. 2015

Escoltas marcados por el hampa

Por: Génesis Torres/Quinto Dia
Edición 961 - 07/03/2015

“Tenemos una delincuencia que está hambrienta de respeto, por eso matan a las víctimas”
“Hay una guerra no declarada entre el hampa y las autoridades, el que se reconozca primero tiene la ventaja”
¿A qué familia le gustaría tener un hijo, un hermano, un esposo o un papá escolta? A ninguna. El asesinato de escoltas que trabajan para políticos y empresarios no ha parado de aumentar. Quienes ejercen este oficio manifiestan que están marcados por los delincuentes y los están matando; pero a ciencia cierta no se sabe si estos hechos tengan que ver con la delincuencia organizada o la delincuencia común.
El abogado y criminólogo, Fermín Mármol García, explicó para Quinto Día que “la delincuencia está a la caza de personas armadas por el monto que representan las armas de fuego hoy día en Venezuela, así como tal vez del vehículo automotor que sustenta esa persona, ejemplo, una motocicleta de alta cilindrada. Yo creo que sin lugar a dudas tenemos una nueva generación de delincuentes muy jóvenes, mal entonados, agresivos y asesinos que no les importa quitarle la vida a alguien, y poco le importa después saber si se trató de un militar, de un policía o de un escolta privado”.
Mármol García no cree “que sea un tema de una política de la delincuencia para exterminar policías, militares o escoltas, o un tema ideológico, no, aquí hay un tema de hampa común y un personal que no ha elevado la sana malicia, no ha elevado el sentido común, que está exageradamente confiado y que la rutina se ha convertido en su peor enemigo”.
Declaró que quienes asesinan son bandas criminales, de personas menores de 25 años, que actúan entre tres a seis individuos que cuentan con el factor sorpresa y que emplean la motocicleta como instrumento para cometer el delito, y las posibilidades de salir con vida por parte de la víctima, de esa circunstancia son casi nulas.
Insistió en que hay una nueva generación de delincuentes en Venezuela que la han denominado los “coco secos”: “Trabajan con un código dual, el código clásico de cualquier delincuente es hacerse de algo ajeno de manera rápida y con el menor riesgo posible, y el código de respeto, sin lugar a dudas que es matar a alguien del sistema de seguridad, ya sea pública o privada, da respeto, da jerarquía e importancia en la banda criminal, pero también en el hábitat de ese delincuente. Tenemos una delincuencia que patológicamente está hambrienta de respeto, por eso es que una víctima que se resista la matan”.
El experto criminalista opina que esto es lo que debe hacerse para disminuir este flagelo: “Primero, tenemos que execrar y reducir la impunidad en Venezuela, tenemos que demostrarle a las personas que quieran cometer delitos que han escogido un oficio muy riesgoso y de carrera muy corta; segundo, aquellas personas que están armadas es necesario que comprendan que tienen que elevar la sana malicia, el sentido común, tienen que comprender que son hoy el objetivo de la delincuencia y que la rutina es su principal enemigo, y el exceso de confianza”.
“El hombre de seguridad cuando se encuentra solo tiene que mimetizarse con el entorno, hacer lo posible para no ser inmediatamente identificado por el entorno, y es así que yo creo que podrá sobrevivir. No exponerse a zonas solitarias y no dejarse ver el armamento. Hay una guerra no declara entre el hampa y las autoridades, y bueno el que se reconozca primero tiene la ventaja”, explicó Mármol.
Caracas, el epicentro
Por su parte, el abogado y criminólogo, Juan Carlos Thula, manifestó que esta situación se trata de un hecho muy grave y no se había visto con un auge tan grande como en los años recientes. “La mayoría han sucedido en la Gran Caracas, que es por supuesto donde están la mayor cantidad de bandas delictivas”.
Explicó que la delincuencia está ansiosa de obtener armas de fuego, y el escolta ha resultado un objetivo fácil para la obtención de las mismas. “Una de las causas se debe a que la mayoría de estas personas viven en lugares populares o barriadas y deben llegar a altas horas de la noche a esos sitios con su arma y la moto que utilizan para su trabajo, cuestión que los delincuentes aprovechan para cometer el delito y hacerse con las mismas”.
“Para evitar que sigan sucediendo estos hechos se deben tomar medidas por parte de ellos mismos como de sus jefes orgánicos, y evitar el tránsito de un escolta solo, así como el traslado a sus viviendas con el arma y la unidad motorizada. Estas medidas sólo van a disminuir el delito en muy pocos números, ahí lo que tiene que haber es una política agresiva y contundente por parte del Gobierno para atacar el problema delictivo que se ha incrementado a niveles alarmantes”.
Thula opina que para mayor seguridad “no se deben frecuentar sitios o zonas de peligro si están solos, ellos deben andar o circular en un mínimo de dos para no ser tan vulnerables. De igual manera, evitar hacer trabajos no cónsonos con la labor que desempeñan, como lo es la búsqueda de encomiendas o diligencias que no son propias de la labor del escolta, porque en esas actividades hay una alta exposición y el nivel de defensa merma”.
Testimonios de escoltas
Quinto Día conversó con tres escoltas, que por seguridad pidieron no revelar su identidad. He aquí sus testimonios…
Escolta 1
Edad: 30
Escolta de Político
Años de servicio: 7
“Para ser escolta se necesita, primeramente, las condiciones físicas. Si eres funcionario policial no afecta la edad, pero para ser un escolta privado mínimo tienes que tener una edad mayor de 25 años, para poder tener un porte de armas”.
Igualmente, dijo que el requisito principal que se requiere es tener el certificado de escolta de personalidades y la preparación. La tendencia política  -dijo- no es importante en este trabajo, porque con su arma personal puede escoltar a cualquier persona.
-¿Qué opina sobre los asesinatos de escoltas?
-Yo pienso que no tiene que ver con política o con empresarios millonarios -por decirlo así-, eso tiene que ver con el grado de inseguridad que hay, ahorita para un delincuente una pistola es importante, matar a un funcionario y quitarle el arma es un trofeo, se sienten más malos.
-¿Qué se dice sobre este tema en el círculo que usted frecuenta?
-Que los funcionarios tienen que estar más adiestrados, porque la cuestión es que ahorita el que menos uno se imagina se compra una pistola y ya es escolta, y eso no es así; para eso tienen que tener un grado de preparación, conocimientos y madurez para saber dónde estás parado y todo lo que está sucediendo. Y ¿Por qué están matando a los funcionarios? Por confiados; porque la mayoría de los escoltas ahorita son unos muchachos, que se ve que andan eléctricos porque le dan una pistola o porque ellos se la compraron y entonces le asignan una moto de alta cilindrada, entonces todavía no saben dónde están parados, creen que porque andan armados están blindados o son ‘súper poderosos’. Y no saben que el hampa siempre anda asechando en todos lados. Lamentablemente, uno está marcado por simplemente andar en una moto de esas, ya el hampa asocia ‘moto-pistola’.
-¿Usted siente temor?
-Sí, claro. A pesar de que sea funcionario y escolta, el miedo existe, todos los días le pido a Dios y ando pendiente en la calle.
-¿Piensa ser escolta toda tu vida?
-En realidad eso es lo que me gusta, pero si se me presenta la oportunidad de algo mejor lo buscaría.
-¿Qué medidas de prevención toma para cuidarse?
-Cuando salgo a la calle, ando pendiente de todo el mundo. Entonces, uno lo que anda es con la malicia adelante, todo el que tu veas mal hay que pararlo y revisarlo, chequearlos para ver quién es, qué hace por ahí.
Escolta 2
Edad: 35
Escolta de Empresario
Años de servicio: 3
Para ser escolta “lo primero que se necesita es sentido común, malicia y responsabilidad en lo que se está haciendo, por supuesto que se requiere conocimientos en dicho ejercicio, como por ejemplo: Manipulación de armamento, manejo defensivo de vehículo y manejo de motocicleta para resguardo de terceros, o, en todo caso, una buena noción ello”.
El requisito principal para ejercer este oficio es tener valor, sin duda, manifestó. Otros requisitos: “Estar preparado física y mentalmente para actuar ante cualquier eventualidad. También mantenerse en constante entrenamiento, ya que lo que no se práctica se olvida”.
Él ejerce este oficio por la buena remuneración. Por otra parte, dijo que su vida fuera del trabajo es complicada: “Haces a un lado las amistades y vida social, salgo poco y siempre ando más atento de lo normal por la costumbre”.
-¿Cuál es la diferencia del día a día entre el trabajo de un escolta de político y de un empresario?
-Dependiendo el rol, los políticos normalmente poseen varios anillos de seguridad, ya que es probable que tengan más riesgos, aunque por los índices delictivos en los que vivimos pienso que todos estamos bajo los mismos riesgos, sin importar la clase social.
-¿Qué opina sobre los asesinatos de escoltas?
-Pienso que mucho se debe al descuido, otros se sienten blindados por estar armados o por resguardar a alguna figura política, otros simplemente por aparentar lo que no son en las zonas donde viven -que son en lo general zonas populares-, se dejan ver con motos de alta cilindrada con las cuales trabajan y dejan ver sus armamentos, lo que motiva al delincuente a hacerles seguimiento para despojarlos de su arma de fuego y de la motocicleta.
-¿Qué se dice sobre este tema en el círculo que usted frecuenta?
-Siempre nos aconsejamos unos a otros a estar atentos y cautelosos, la malicia por delante.
-¿Por qué ocurre con frecuencia estos hechos?
-El delincuente se siente amparado y actúa con impunidad, también por la corrupción que hay en las entidades del Estado.
-¿Siente temor?
-Siempre, todos los días pero se aprende a manejar los temores.
-¿A quién se encomienda cuando sale a trabajar?
-A mis sentidos y siempre trato de obrar bien.
-¿Piensa ser escolta toda su vida?
-Espero que no.
Escolta 3
Edad: 37
Escolta de Político
Años de servicio: 8
“En el mundo que estamos viviendo se necesita ser arriesgado, no tenerle miedo a nadie, porque ahorita la situación como está el país, tanto con la delincuencia e inseguridad, lo primordial para ser escolta será no querer su vida por cómo estamos”.
-¿Cuáles son los riesgos de un escolta?
-Siempre el objetivo fundamental del atacante, el primero que neutralizar es al escolta y eso es un riesgo que lo vive uno en el día a día.
-¿Qué opina sobre los asesinatos de escolta?
-No es justo que nosotros estamos cumpliendo una labor que nos pagan por eso y nos están matando, tanto a los escoltas de los políticos como de los privados, eso es indiferentemente, nos están matando igualito.
-¿Usted cree que el incremento de esta clase de sucesos tiene que ver con la delincuencia organizada o con delincuencia común?
-Eso es depende del punto de vista como se le quiera ver, porque la delincuencia en este país ha crecido más que todo por la misma economía, que no se consigue trabajo y muchos jóvenes que tienen falta de orientación y educación agarran el camino más fácil, que es el camino de la calle, robar y matar.
-¿Qué se dice sobre este tema en el círculo que usted frecuenta?
-Que estamos cansados, que tenemos miedo, y que ya estamos ‘tirando la toalla’, cada día vemos menos escoltas tanto los que no han matado como los que están renunciando, porque ya nos da miedo este trabajo.
-¿Qué medidas de prevención o de políticas está tomando el Gobierno en cuanto a esta situación?
-Se escucha y escuchamos en las noticias desmantelamiento de bandas organizadas, operativos de ciertos sitios donde capturan personas con pistolas solicitadas que son de ex funcionarios y de escoltas que se las han quitado, falta más seguridad para ver si baja el índice delictivo.
-¿Cuándo sale a la calle siente temor?
-Siempre, siendo civil o siendo escolta. En verdad, ya todo el mundo sale a la calle con temor.
-¿A quién se encomienda cuando sale a trabajar?
-Primeramente, a Dios, mis santos y los muertos.
-¿Piensa ser escolta toda su vida?
-No, ya estoy en una etapa terminal en este trabajo.
Estadísticas de escoltas asesinados
Quinto Día buscó ponerse en contacto con el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), tanto con el comisario José Gregorio Sierralta, quien es el director, y Douglas Rico, sub director, para saber las estadísticas de asesinatos de escoltas, a qué se debe el incremento de esta clase de sucesos, y qué políticas han implementado con respecto a esta problemática, pues ambos informaron, a través de sus asistentes, que no podían dar información sin una orden del Ministerio PP de Interior Justicia y Paz.
Sin embargo, acá les presentamos un recuento de asesinatos de escoltas desde el año 2014 y en lo que va de año, según información publicada en los diferentes medios del país.
22/01/2014: Williams Alexander García Castejón, escolta del Presidente de la Fundación Negra Hipólita, Walter Gavidia. Asesinado en el 23 de Enero.
02/02/2014: José Gregorio Valdez, funcionario de la PNB, en comisión de servicio en el cuerpo de escoltas Miraflores. Asesinado en Catia. Le robaron la moto en donde se trasladaba y un bolso.
15/03/2014: Germain Alexander Díaz Aponte, escolta privado del dueño de una clínica en el municipio Chacao. Asesinado en el municipio Baruta. Se presume que el homicidio fue a causa de robo.
31/03/2014: Homero Ángel Ferreira Infante, escolta y con una credencial que lo acreditaba como escolta del Ceofanb. Asesinado en La Florida para robarle la moto que conducía. Prestaba sus servicios para el propietario de la industria de pinturas Corimon.
21/04/2014: Eriko Alonso Morales Portillo, escolta de los dueños de una clínica en Maracaibo. Asesinado en la urbanización La Paz para robarle la moto y el arma.
14/05/2014: Gian Carlos Gómez Zamora, escolta de un funcionario de PDVSA desde hace 2 años. Asesinado cerca de la estación del Metro de Antímano.
15/05/2014: Jonny Peñaloza, escolta del ex gobernador del estado Aragua, Didalco Bolívar. Asesinado con siete impactos de bala tras un enfrentamiento que sostuvo con su agresor, quien también resultó abatido.
13/06/2014: Jean Carlos Celis Díaz, escolta del Ministerio para Transporte Acuático y Aéreo, García Plaza. Asesinado en el barrio La Majada, municipio Libertador para robarle la moto y sus pertenencias.
26/07/2014: Juan Luengo, escolta del alcalde de Chacao, Ramón Muchacho. Asesinado en el Km 11 de El Junquito para despojarlo de sus arma de fuego.
10/08/2014: Miguel Castro Álvarez, jefe de seguridad de la escolta del presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (CONATEL), William Castillo. Asesinado en Nueva Casarapa, fue despojado de una cadena de oro, su teléfono móvil y su arma de fuego marca Glock.
14/08/2014: Carlos Correa, fungía como escolta del sub director del cuerpo de investigaciones, comisario Douglas Rico. Asesinado en San Martín cuando se resistiera al robo.
26/09/2014: Jerry Rondón, funcionario de la Policía de Chacao, asignado a la protección personal del alcalde de Chacao, Ramón Muchacho y su familia. Asesinado en Mamera, después de entregar su guardia.
22/10/2014: Georye Emir Arvelo González, escolta del Director General del SEBIN. Asesinado en el centro de Caracas para robarle una moto.
23/10/2014: José Luís Flores, oficial de la Policía del estado Carabobo y escolta del gobernador de la entidad, Francisco Ameliach. Asesinado de un disparo en la cabeza al sur de la ciudad de Valencia.
28/11/2014: Dennys Antonio Duello Reina, funcionario del SEBIN y escolta presidencial, fue asesinado en su casa, ubicada en el estado Aragua. El móvil habría sido el robo.
15/01/2015: César Bonalvi, era funcionario del SEBIN y escolta del gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas. Fue asesinado de varios disparos cuando se trasladaba en moto por El Marite, al oeste de Maracaibo.
17/01/2015: Youndel del Valle Rosañeda, escolta del alcalde de Carrizal, José Luis Rodríguez Fernández. Asesinado en el kilómetro 38 de la Carretera Panamericana para robarlo.
27/01/2015: José David Castillo, escolta del Defensor del Pueblo, Tarek William Saab. Su cuerpo fue hallado en estado de descomposición, calcinado, tiroteado y desmembrado, en el estado Aragua.
21/03/2015: Michelson José Milla Pacheco, escolta del diputado Ángel Rodríguez, del PSUV. Fue asesinado a tiros para robarle la moto y el arma de reglamento, en Nueva Cúa.
05/05/2015: José Antonio Algara, jefe de escoltas del presidente del canal nacionalTves, Winston Vallenilla. Fue víctima de un atraco en el centro de Caracas para robarle el arma calibre 9mm, y una moto de alta cilindrada.
11/05/2015: Edelmar José Bermúdez Patiño, fungía como escolta del moderador de televisión Mario Silva. Según fuentes policiales, Bermúdez y un compañero, se escaparon del servicio de custodia de Silva, donde luego de dar varias vueltas fue interceptado por 5 sujetos, quienes lo despojaron de su arma, su cédula de identidad y le proporcionaron 2 impactos de bala.
24/06/2015: Maicker Vázquez, escolta del diputado Freddy Bernal. Fue asesinado en La Yaguara cuando se encontraba a bordo de su camioneta 4 Runner negra, y cinco sujetos con chalecos antibalas que se identificaron como CICPC, le ordenaron bajarse del vehículo y le dispararon varias veces en la cabeza.
26/06/2015: Carlos Pulgar, funcionario de la Dirección de Inteligencia Militar y escolta de la diputada Blanca Eeckout. Fue asesinado en la salida del túnel La Planicie, recibió 2 disparos y fue despojado de todas sus pertenencias.
28/06/2015: Humberto Alexander Guerrero, se desempeñaba como escolta y miembro del Colectivo 5 de Marzo. Fue asesinado de 15 disparos de nueve milímetros en todo el cuerpo, y un balazo de escopeta en la cabeza, el hecho ocurrió en la parroquia El Valle, fue despojado de sus pertenencias.
Génesis Torres
genesistorresusm@gmail.com
@genesisyt