1 jul. 2015

Las Damas de Blanco despiertan la conciencia cívica en las calles de Habana.


Por: Leonor Reinot Borges
Secretaria Relaciones Públicas e Información
Tel
éfono: 53 53835328

LA HABANA, Cuba – 29 de junio de 2015 – Este domingo 28 de junio el Resumen Dominical comenzó con la organización y dirección de la actividad por la Secretaria Ejecutiva, Rosario Morales, quien pidió organizarse en el sitio de siempre, ya que había cierto resquemor por la situación del domingo anterior y le lanzaron un cubo de agua desde el edifico aledaño. Por eso se expresó así: “No tengan miedo, si tiran agua, que tiren. Nosotros somos Damas de Blanco, no tememos a nada”. Se continuó repartiendo las fotos de los presos políticos y dando la información de las diferentes Damas de Blanco que no habían podido asistir, unas por enfermedad, problemas personales y por ser restringida la salida de sus casas por la Seguridad del Estado.

El resumen dominical de esta semana, realizado por las Damas de Blanco del Movimiento Cívico, “Laura Pollán” fue una clarinada a la conciencia cívica de la población habanera, que ya nos acompaña cada domingo en una de sus calles para brindarnos su apoyo y solidaridad. 

Por esa razón, Rosario Morales consideró necesario brindarle la información del resultado la convocatoria realizada el domingo anterior del lunes emplazar a las autoridades por su indolencia ante una familia víctima de un derrumbe fue todo chispazo de civismo, cuando se pudo informar que gracias a la presión social realizada, las autoridades se vieron obligadas a darle solución al caso de esa familia desamparada.


Casi a modo de rendición de cuentas Rosario Morales, Secretaria Ejecutiva del Movimiento de las Damas de Blanco expresó:

“Ahora voy a tocar el tema del derrumbe del domingo de la semana pasada. ¿Recuerdan? Sí. Allí fuimos a la calle Monte 714 como acordamos. Fuimos 10 Damas de Blanco y tres activistas defensores de los derechos humanos. Estamos muy contentos porque se hizo valer la justicia. Cuando llegamos allí ya estaban miembros del Partido, (Partido Comunista de Cuba) la Jefa del Albergue, la Doctora y un enfermero. La familia estaba abismada al ver de qué manera los estaban tratando, con una forma muy diferente  a como cuando se dieron los hechos. Solo nos dejaron subir a la casa a Leonor y a mí. Bueno, a partir de ese día allí se acordó que esa muchacha Inés María Hojeda La Rosa, que fue víctima de ese derrumbe, no tenían que pagar (de manera ilegal) más sus familiares las ambulancias. Allí se acordó darle una ambulancia un día y si y un día no la ambulancia gratuita. También se le do trabajo al sobrino de ella, que es huérfano y ella lo mantiene. Ahora el ella estar convaleciente, solo vive de un certificado médico (un pago por seguridad social) También se le dio a ella una cama y un colchón nuevo, porque perdieron sus bienes en el derrumbe y a su madre Yolanda la Rosa Pérez, le dieron ya el derecho de albergue. De hecho, allí mismo le dijeron: ustedes van a estar en un albergue, donde hay aire acondicionado, donde hay cama, desayuno, merienda, almuerzo y comida. No le faltará nada. Estamos muy contentas, porque gracias a nuestra denuncia, gracia a nuestra perseverancia, ya esa familia se sintió protegida, se sintió atendida, porque hasta ese minuto nadie del gobierno había resulto nada”.

Como complemento de las actividades del Resumen dominical se leyeron varios artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y se hice de nuevo un llamamiento a los derechos de los ciudadanos en cuanto a su libre circulación y su convivencia en el país, en cualquier parte del territorio nacional. Así lo enfocó Rosario:

“Nosotras somos las Damas de Blanco, ‘Laura Pollán’, defensoras de los derechos humanos, que estamos rescatando los valores. El hecho de que hayan carencias, no quiere decir que usted deje de  decir buenos días, permiso, hasta mañana, cómo estás.  Somos defensoras de los derechos humanos y estamos en contra de la injusticia, dígase que un oriental venga a la Habana y lo deporten, si es cubano por qué tiene que ser deportado. Que le decomisen a un carretillero los alimentos, que gracias a ellos le llevamos a la alegría a nuestras cocinas. Una multa injusta, a un ‘bicitaxero’ que le quiten el ‘bicitaxi’ porque pase por una calle donde dice un inspector que no puede transitar. Esa es la razón, de nosotras las Damas de Blanco, y seguiremos luchando, queremos que no se violen más los derechos humanos. Y ahora cuando leamos estos artículos, ustedes también pueden escuchar y participen, que le vamos a dar un presente y un recuerdo de manos de nosotras,  bien”.

Al finalizar Rosario hizo en llamado a compartir y el saludo de la paz con todas las personas presentes. Se efectuó la ceremonia religiosa y se produjo la intervención final de Rosario Morales, abordando el tema del viaje de Laura María Labrada Pollán al exterior y la posibilidad de que integrantes de la Junta Directiva tengan que salir de viaje en los próximos días.

NP Movimiento de las Damas de Blanco "Laura Pollan"