20 ago. 2015

Antonio Rivero rechaza supuestos nexos con el “descuartizador” de Liana Hergueta

(Foto EFE)
(Foto EFE)
El general (r) Antonio Rivero, que está exiliado en Miami, rechazó la acusación del Gobierno de Maduro, que lo señala de entrenar asesinos.
El ministro del Interior de Venezuela, Gustavo Gonzalez, señaló que dos de las tres personas acusadas de haber descuartizado a una mujer en Caracas recibieron entrenamiento militar por parte de Rivero.
Aseguró que se trata de una “acusación inverosímil y banal” porque ha denunciado la supuesta red de corrupción y la injerencia cubana en la Fuerza Armada venezolana y que la Asamblea Nacional se niega a investigar.
Rivero aseguró que pretenden callarlo por unas acusaciones que ha hecho durante más de dos años, según las cuales las Fuerzas Militares cubanas están operando abiertamente en territorio venezolano.
“Yo rechazo rotundamente esas esas imputaciones. Eso obedece a una persecución política que sufro desde el 2010”.