3 ago. 2015

Escritora detenida en “Tiempos de Guarimba”

Escritora detenida en “Tiempos de Guarimba” (Video)


Balvina Jaqueline Muñoz nunca imaginó que la madrugada del 22 de Abril de 2014 cambiaría su vida, responder el llamado de su puerta la llevaría a los meses más difíciles y tortuoso de su existencia. 
La noche anterior, Jaqueline se dirigió a las habitaciones de sus hijos para darles el acostumbrado “hasta mañana”, sorpresivamente notó que Ángel no se encontraba, una vez más había salido de casa para unirse a las protestas que se presentaban en su ciudad. Daba vueltas por la casa pensando en lo que le podía ocurrir a su hijo sin poder comunicarse con él. Con honda preocupación encomendó su hijo a Dios y se dejó vencer por el sueños a altas horas de la noche.
Minutos mas tarde, fuertes golpes provenientes de la puerta principal del apartamento lograron despertar a Muñoz y a su hija. Sobresaltada ve el reloj y se da cuenta de que son las tres de la madrugada y  un mal presentimiento se apodera de sus nervios, “Angel”. Rápidamente se coloca una bata y corre hacia la entrada a atender el llamado.
Al abrir la puerta, diez funcionarios de la División Contra el Terrorismo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) irrumpen su morada, y al confirmar su identidad, desenfundan sus armas y con gritos desconcertantes demandan el objetivo de su visita: “dame la novela […] la que estás escribiendo […] ¡Dámela!”.
Al no encontrar respuesta de la boca de Jaqueline, destruyen todo a su alrededor y tomando lo que para ellos serviría de “evidencia” la esposan, Jaqueline es sacada de su casa como un delincuente común.
Su hija adolescente de 16 años, no entendía lo que sucedía, con miedo y sin saber a dónde dirigían a su madre, salió a la calle en busca de ayuda.
Los días transcurren y el caso de Jaqueline Muñoz llega a FUNDECI, una ONG encargada de velar por los derechos humanos de todos los venezolanos. El trío de abogados defensores estudiantes detenidos en las llamadas “Guarimbas”, es asignado para llevar el caso Balvina.
Muñoz es presentada ante el Tribunal Penal Noveno en Funciones de Control, y ordena su traslado a la Cárcel de Mujeres del Inof en Los Teques  imputada por supuestos actos de terrorismo y odio social.
Balvina permaneció en el INOF once meses, siendo torturada psicológica y físicamente, ya que según su relato, es el pan de cada día.
En Marzo del 2015 la Fiscalía 151° del Área Metropolitana de Caracas (AMC), solicita ante el Tribunal 9° de Control la revisión de la medida privativa de libertad de siete personas, entre las que se encontraba Balvina Jaqueline Muñoz, quien la noche de ese miércoles recibe una medida cautelar con presentación cada 15 días y  prohibición de salida del país.
Karley Aponte
Twitter @karley_Apon