17 sept. 2015

De cómo Liana, Andrea y Dany quedaron atrapados en las redes de Pérez Venta

De cómo Liana, Andrea y Dany quedaron atrapados en las redes de Pérez Venta

  • UNIDAD DE INVESTIGACIÓN/Contrapunto
El hombre que asesinó el 6 de agosto a Hergueta dentro del apartamento en el que él vivía, confesó el crimen y aseguró que con Andrea tenía un plan para matar a la hija del presidente de la AN. Ella y su pareja fueron detenidos el 17 de agosto
Vivir en San Antonio de los Altos fue el vínculo que unió a Liana Hergueta (53) con Andrea González (29). Durante dos años y medio de amistad compartieron labores benéficas para su comunidad y en 2014, en las protestas, estuvieron juntas dando apoyo en el campamento de la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes.
Allí, en distintos momentos, conocieron a Carlos Eduardo Trejo Mosquera (28) y a José Rafael Pérez Venta (29). Un año y medio después, ambas fueron víctimas del entramado que los jóvenes tejieron para cometer sus fechorías. Hergueta fue asesinada y Andrea encarcelada.
Personas cercanas a Andrea indicaron que después de la muerte de su amiga, ella recibió varios mensajes de texto de Pérez Venta hasta el mismo 10 de agosto, cuando lo detuvieron. Luego le siguieron llamadas de números desconocidos, que lograron inquietarla al punto de que se encerró en su casa. El 17 de agosto, ella y su pareja Dany Abreu (31), finalmente fueron detenidos por el Sebin.
Pérez Venta le confesó al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) que se le pasó la mano cuando intentaba robar a Hergueta (53), junto a Samuel José Angulo (23).
Reconoció que él convenció a su víctima para que asistiera a su apartamento en el edificio Isnotú de la parroquia Altagracia, para conversar sobre la estafa que Trejo le había hecho. Pero eso no fue lo que pasó, Pérez Venta y Angulo terminaron asesinándola y descuartizándola el 6 de agosto. Un día después, la policía encontró el cuerpo de Hergueta dentro de su vehículo estacionado en la calle Los Manolos de La Florida, municipio Libertador.
El vínculo con Pérez Venta y Trejo
Hergueta y Andrea eran vecinas en San Antonio de Los Altos y comenzaron una amistad hace dos años y medio, aproximadamente. Juntas solían organizar eventos de recaudación de ropa, comida y enseres del hogar para casas hogares y en 2014, durante las protestas, para los jóvenes del campamento de la Plaza Sadel.
De acuerdo con Carmen*, amiga de Andrea González, ella y Hergueta conocieron a Carlos Trejo en febrero de 2014 en ese campamento. Las dos frecuentaban el sitio como voluntarias y llevaban hidratación a los jóvenes.
Ese mismo mes fue cuando Trejo le pidió hospedaje a Andrea.“Carlos inventaba muchas cosas. Que era de una familia pobre, que su mamá tenía cáncer, que tenía un hermano enfermo. Andrea creyó en él, cuando le dijo que no tenía dónde dormir”, explicó Carmen.
Trejo y dos amigos de él se quedaron una semana en el apartamento donde vivían en ese momento Andrea y Dany, ubicado en la urbanización La Candelaria, en Potrerito de San Antonio de Los Altos. Se quedaron una semana, aunque el trato inicial era que se hospedaran por dos días; pese a las quejas que manifestó Dany por la larga estadía y a las advertencias que le hicieran sus parientes, por tener a extraños durmiendo en la casa.
“Todos presionamos a Andrea para que sacara a esos muchachos. No era seguro. Además se veía que ellos estaban muy cómodos. Finalmente Carlos entendió que no se podía quedar allí y sin conflictos se fue”, dijo Carmen.
Aseveró que Pérez Venta contactó en mayo de 2015 a Andrea, después de que Hergueta denunciara en sus redes sociales a Carlos Trejo por no entregarle los dólares que iba a permutar por 1.300.000 bolívares.
“Él la llamó y le pidió que le presentara a Liana, porque él también había sido estafado por Carlos. Andrea y Liana fueron a la concentración opositora convocada para el 30 de mayo en el Centro Lido y ahí se encontraron por primera vez con Pérez Venta”, aclaró Carmen.
Coinciden sus palabras con las declaraciones que dio el homicida confeso al Sebin. “La contacto (a Liana Hergueta) por medio de una persona que se llama Andrea Gless de San Antonio de Los Altos con el objetivo de que me diera el número de la chama, de Liana Hergueta, para hablar del tema de la estafa que le había realizado Carlos Trejo”, fue su testimonio en el Sebin y que luego fue divulgado por las autoridades a todo el país.
Según Carmen, Pérez Venta no volvió a contactar a Andrea, hasta el día que mató a Hergueta. “Él le preguntó por mensaje de texto si sabía dónde estaba Liana. Supuestamente la hermana de Liana le escribió diciéndole que no había llegado a la casa y que no sabía nada”, contó la amiga de la detenida.
Agregó que el joven le escribió a las 5:00 pm del 6 de agosto, día en el que cometió el homicidio y aseguró que se habían visto para almorzar. “Dijo que Liana le agradeció por el almuerzo y el café. Cosa que es mentira, porque Liana ya había almorzado cuando salió de su casa y porque ella no toma café. Pero eso lo supimos después”, recalcó.
Al día siguiente, Pérez Venta siguió escribiéndole: “Le preguntaba si sabía que Liana estaba muerta y ella le respondió que él había sido el último en verla. Que debería dar cara a su familia y que debería ir al Cicpc a dar su testimonio”.
Al parecer, Andrea recibió varios mensajes de texto con información que ella desconocía. Sus amigos le recomendaron dejar de contestarle a Pérez Venta y el 10 de agosto se conoció su detención, por estar incriminado en el homicidio de Liana.
“Parecía que él la quería involucrar en algo. Le hacía muchas preguntas. Después de que lo detuvieron, Andrea recibió llamadas de Aragua, Táchira y Valencia. Ella no contestó”, expuso la amiga de la joven. Agregó que Andrea se sintió acosada, comenzó a presentir que algo malo estaba pasando y dejó de salir.
Dany y Andrea estaban en su casa a las 8:00 am, ubicada en El Retiro de San Antonio de Los Altos, a donde se habían mudado hace cinco meses. Allí llegaron los funcionarios del Sebin el 17 de agosto. Pidieron a la joven que los acompañara para realizarle unas preguntas sobre el caso de Liana Hergueta. Él, que se encontraba trabajando en la vivienda, les indicó que iría con ellos, pero los agentes se lo prohibieron.
El infortunio alcanzó a Dany esa misma tarde, cuando recibió una llamada de Andrea en la que le indicaba que la fuera a buscar, a las 5:00 pm. Él se dirigió en su camioneta a la sede de la policía en El Helicoide. Estacionó el vehículo dentro del recinto policial y no volvió a salir de ahí. También fue detenido.
Privación “ilegítima” de libertad
Entre las 8:00 am y 5:00 pm del lunes 17 de agosto, Dany estuvo en contacto con sus allegados, para informarles lo que estaba pasando en su casa. Al perder comunicación con ellos, se preocuparon y al día siguiente su padre, Antonio Abreu, fue a buscarlo en El Helicoide.
Isabel Abreu, madre de Dany, aseveró que funcionarios del Sebin le mintieron al padre de su hijo sobre su detención. “Les preguntó por mi hijo y ellos negaron que estuviera allí. Pero la camioneta de él estaba estacionada dentro del Helicoide. No tenía sentido”, manifestó la mujer.
Los parientes contactaron a un abogado, quien pudo conocer, solo por rumores, que la pareja estaba detenida en las celdas del Sebin. No tuvo una respuesta oficial de las autoridades, hasta el 27 de agosto, cuando les permitieron a Dany a Andrea llamar a su representación legal.
Isabel explicó que un día antes, los uniformados de la policía política allanaron la vivienda donde vivían actualmente su hijo y su novia (El Retiro), sin la presencia de Antonio, quien es el dueño del inmueble. “Los funcionarios primero fueron a Potrerito, donde ellos vivieron por tres años, y luego a El Retiro a donde se mudaron hace cinco meses con el papá de Dany”, indicó.
El viernes 28 de agosto, la pareja fue presentada ante el Tribunal 47 de Control, ente que conoce la causa de Pérez Venta. Ese día, el abogado tuvo acceso al expediente y descubrieron que el Tribunal 36 firmó los documentos de aprehensión y allanamiento de inmuebles el 26 de agostoLa pareja estuvo detenida nueve días de manera irregular.
El Tribunal 47 declinó ese viernes el caso, pues no tenía competencia en terrorismo, delitos por los que la Fiscalía imputó a Dany y Andrea, al igual que a Betty Janette Grossi (49) y Héctor Alejandro Zerpa (34), apresados el mismo día.
Fue el jueves 3 de septiembre cuando el Tribunal 36 de Control, que a su vez funciona como Tribunal 4 de Control con competencia en materia contra el terrorismo, finalmente dictó la medida de privativa de libertad contra los cuatro. La pareja fue acusada por terrorismo, según el artículo 52 de la Ley Orgánica Contra Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.
“Se llevan a Andrea diciendo que era solo por una declaración en el caso de Liana Hergueta, ahora dicen que los dos querían matar a Daniela Cabello. Esto no tiene sentido”, expuso Isabel.
Hasta el momento, la madre de Dany solo ha podido ver a los detenidos en una oportunidad y por 10 minutos. Diariamente, ella y un pariente de Andrea les llevan comida, ropa y enseres personales a los jóvenes que ahora deben esperar, al menos 45 días, para la audiencia preliminar.
Pérez Venta señaló a Dany y Andrea como parte de una supuesta red terrorista. Se ampara en el artículo 40 del Código Orgánico Procesal Penal (Copp), en el cual se establece que un acusado que esté implicado en delitos de delincuencia organizada puede colaborar con la investigación y señalar a otros miembros del grupo criminal. Esa cooperación o delación, luego de que los datos sean corroborados por el juez, la pena del imputado puede bajar a la mitad de la pena.
El obstáculo de sus vidas
Dany y Andrea tienen nacionalidad portuguesa y española, respectivamente, y una relación amorosa desde 2009, cuando la joven regresó al país después de estar varios años en España. Sus amigos y familiares indicaron que ambos habían sido novios durante el colegio.
Contrapunto contactó a ocho personas allegadas a la pareja, además de a la familia. Para acceder a las entrevistas los amigos pidieron reservar su nombre y que las mismas se realizaran a través de Internet.
Ellos aseguran que Dany es tesista de Ingeniería Eléctrica en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y que Andrea estudia y trabaja con repostería y pastelería, al mismo tiempo que ayuda a su novio en la empresa que él creó en 2010, Nithrox Electronics.
“Dany vio una oportunidad de negocio en la reparación y mantenimiento de equipos de terapia física. Los aparatos se reparan en el extranjero y aprovechó esto para crear sus propios diseños. Éste era su sustento”, aseveró uno de los allegados de los jóvenes detenidos.

Dany terminó sus clases en 2006 y esperaba las correcciones de su tesis para entregar el requisito y recibir el título. Su plan era irse del país junto a Andrea. Ambos estaban evaluando la opción de establecerse en Estados Unidos o Londres, donde ya tienen parientes instalados.
“Tenían listo todo para irse y ahora están pasando por esto. Ellos ya tenían planeada su vida y aseguro que no la iban a destrozar por algo así”, manifestó Alejandra González, quien vive en España y es hermana de Andrea.
Entre los señalamientos que Pérez Venta realizó a su interrogador del Sebin está la militancia política de Dany y Andrea en el partido Voluntad Popular. Christopher Abreu, quien reside en Inglaterra, hermano del joven detenido, indicó que él no tiene ninguna militancia política, a pesar de ser opositor crítico.
Christopher asegura que su trabajo ocupaba todo su tiempo, por lo que no tenía espacio para participar en actividades políticas.
“Jamás lo vi en las redes sociales pronunciando de manera contundente su posición”, dice uno de los contactados enFacebook.
Lo mismo asegura Alejandra, la hermana de Andrea. “Ella se identifica más con la oposición que con el oficialismo. Tenemos tres familiares que votaron por Hugo Chávez y en casa somos de partidos y religiones diferentes. Si eres radical no puedes llevarte con gente de otras ideologías políticas y Andrea no tiene problema con eso”, manifiesta.
El plan criminal
“Lamento mucho que Andrea esté pasando por esto. Es una gran experiencia que seguramente va a tocar raíces muy profundas en su ser. Ella es una niña que lucha por la protección de animales, ha hecho campaña para su protección y adopción. La quieren implicar en un crimen que no es así”, alegó Carmen.
De acuerdo con las confesiones de Pérez Venta, Andrea lo contactó para ejecutar el plan de asesinar a la hija de Diosdado Cabello, presidente de la AN. Para ello contaba con armas de fuego de alto calibre y un financista que pagaría 500.000 dólares por ejecutar el plan.
“¿Armas? Las únicas armas que vi en esa casa son los moldes y la batidora que usaba Andrea. Jamás les escuché hablar de ese supuesto plan”, aseveró Carmen.
Los otros siete allegados contactados también negaron que en la vivienda de los detenidos hubiesen armas o que la pareja practicara algún deporte relacionado con ellas.
“Si me preguntaran ¿cuál de mis compañeros jamás se metería en problemas?, tomando en cuenta que la UCV es la universidad caracterizada por sus protestas, lo nombraría a él. Ese chamo no es capaz de hacer daño”, expresó uno de los colegas de Dany.
Campaña nacional e internacional
“Me siento indignado de que mi hermano y Andrea estén privados de libertad y que hayan sido secuestrados por las autoridades por nueve días, sin darnos información de si estaban detenidos. Eso es completamente inconstitucional. Además, El Aissaimi hizo algo ilegal al mostrar al país datos de dos personas inocentes, inculpándolas en un supuesto plan para matar a la hija de Cabello sin haberse realizado un juicio”, expresó Christopher.
Por esta razón, los hermanos de la pareja iniciaron una campaña para la liberación de sus familiares a través de medios internacionales y redes sociales. “Desde fuera del país nosotros estamos comenzando a contactar a los medios, especialmente aquí en Europa”, precisó Christopher.

 


*Éste es un nombre ficticio, a petición del entrevistado, quien teme represalias por sus declaraciones