7 sept. 2015

Prevén una sentencia para “neutralizar” a Leopoldo López

Juan Carlos Gutiérrez destaca que una eventual casa por cárcel sería una “maniobra política para neutralizar” al líder
Leopoldo López lució “sólido, fuerte y recio” cuando se paró el pasado viernes frente a Susana Barreiro, jueza que lleva su causa, en la que debía ser su última audiencia. En misma sintonía se mantenía ayer su defensa, que espera que sea el próximo jueves cuando termine el proceso judicial del dirigente de Voluntad Popular, señalado por el Ministerio Público de influir, con su discurso, en la violencia que se desató tras las protestas de febrero de 2014, que dejaron 43 muertos.
Juan Carlos Gutiérrez, miembro de la defensa, aseguró que se mantendrán esperanzados en que prive la justicia. “Estamos muy seguros de lo que estamos haciendo. Se debería dar una decisión fundamentada en las pruebas y bajo los parámetros de la verdad, de la justicia y de la razón. La sentencia de la jueza debería ser absolutoria”. La misma línea lleva el discurso de Roberto Marrero, otro de sus defensores, quien destacó que “no hay elementos para condenar a Leopoldo y a los estudiantes, no pudieron probar nada en el juicio”.
El primero afirmó que se mantendrán cautos, no “jugarán a las especulaciones” sobre posibles decisiones. Pero evalúan escenarios. Y la medida cautelar sustitutiva de libertad, la casa por cárcel, luce como uno favorable. Un cambio, toda vez que Gutiérrez adelantó la semana pasada que López rechazaría esa sentencia. “Él podría evaluar otras cosas, como las condiciones familiares, como estar en su casa, son condiciones que podrían influir en su decisión”, afirmó ayer el abogado en entrevista telefónica con La Verdad.
Aunque reconoce que podría tratarse de una “maniobra política”. Al ser un “juicio político”, como lo cataloga, el dictamen podría buscar “neutralizar” al líder político, detenido en la cárcel militar de Ramo Verdad.
¿Cómo terminará?
Solo falta el derecho de palabra de los imputados, la réplica y la contra réplica para conocer el veredicto de la jueza Susana Barreiro. En manos de la titular del Tribunal 28 de Juicio de Caracas está condenar o dar libertad a Leopoldo López, líder de Voluntad Popular; Ángel González, Cristian Holdack y Demian Martin.
La tensión se mantiene en las familias de los imputados, los abogados, activistas políticos y la sociedad civil, que esperarán cutaro días el fin de este “juicio amañado”, como lo llaman los abogados de Leopoldo López.
También son cuatro días de descanso para los efectivos militares, que así como el pasado viernes, tendrán la orden de acordonar todo el perímetro del Palacio de Justicia para no permitir el acceso a las instalaciones e impedir que las personas realicen registro fotográfico de la situación, como pasó en la última audiencia con el diputado Juan Guaidó, quien fue retenido por tres horas y un periodista de El Nacional que fue sacado de los tribunales por tomar una fotografía.
“La presencia de los militares es sin precedentes, motorizados, barricadas, hasta los baños del Palacio son revisados constantemente por los efectivos, a todo el que entra y sale lo revisan de arriba a abajo”, relató un abogado presente el viernes en las instalaciones judiciales.
La esposa de López, Lilian Tintori, a través de su cuenta de Twitter, se manifestó aferrada a las esperanzas de justicia. “Estaremos con mucha #FuerzaYFe esperando una decisión evidente, la Libertad plena para Leopoldo y los estudiantes! #LeopoldoLibre (sic)”, escribió.