9 oct. 2015

ONG denuncian violaciones al debido proceso y problemas de salud de los Presos Politicos Venezolanos

Representantes de las Organizaciones Fundepro, Fundeci, Centro para la Paz y los DDHH-UCV, Red de Apoyo Vente Venezuela, Justicia y libertad, Justicia y Proceso, Caracas Organizada, Asociación de Profesores de la USB, FIA, Unión Venezuela Society,  CPFC, CHRIO Venezuela y FUNPAZ, miembros de la "Alianza para la Libertad de los Presos Políticos Venezolanos", acompañados por los familiares de estos, expusieron las violaciones al debido proceso de los cuales han sido víctimas los Presos Políticos y los problemas de salud que están presentando.


En todos los casos de los Presos Políticos venezolanos se pueden señalar elementos comunes que han llamado la atención y han despertado la preocupación por las circunstancias en las que se han realizado las investigaciones y los procesos penales; estas circunstancias presentan fundados elementos para concluir que se ha transgredido el derecho al debido proceso, tal como está reconocido en El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la ONU, en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en el artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en el Código Orgánico Procesal Penal.
Como circunstancias comunes a este perfil de casos, entre los que podemos mencionar con mayor frecuencia se encuentran los siguientes:
1.- Inicio inmediato de la investigación penal después de haberse pronunciado
públicamente algún alto funcionario del gobierno nacional señalando a determinada persona como delincuente y culpable de graves delitos, irrespetando el derecho a la presunción de inocencia; seguidamente el Ministerio Público y los órganos de investigaciones penales desarrollan la investigación con una diligencia que se echa de menos en otros casos.
2.- El Ministerio Público muestra un decidido y claro énfasis en presentar elementos de culpabilidad, mientras desecha todo elemento de convicción o diligencia de investigación que favorezca al investigado; lo cual desdice de su deber de proceder como parte de buena fe al que le obliga la Ley Orgánica del Ministerio Público y el Código Orgánico Procesal Penal.
3.- Decisiones y Sentencias condenatorias sin motivación y sin contar con los medios de pruebas necesarios para llegar a la misma, incluso con la utilización de testigos falsos.
4.- Se recurre ampliamente a medidas provisionales de privación de libertad, en abierta contravención al derecho a ser juzgado en libertad; se regresa de este modo al lamentable hábito de “detener para investigar” en vez de “investigar antes de detener”.
Recurriéndose a imputaciones de delitos con altas penas que después no pueden sostener en ulteriores etapa como la es la de juicio.
5.- Negación o retardo en la concesión de las medidas alternativas al cumplimiento de la pena una vez que se tiene el tiempo previsto legalmente para llegar a la concesión de tales medidas.
6.- Retardo procesal o acelerar el curso del juicio dependiendo de la necesidad o conveniencia del Estado venezolano.
7.- Se recurre constantemente a la amenaza de trasladar a las cárceles o internados judiciales fuera de la jurisdicción de los Tribunales, si se ejerce el derecho a la denuncia.
8.-Las autoridades judiciales y penitenciarias ejercen actos arbitrarios dirigidos a negar sin motivo alguno la solicitud de asistencia médica solicitada por el procesado.
En la mayoría de estos casos, la detención inicial ha sido de manera arbitraria e ilegal, mediante allanamiento sin las debidas garantías judiciales, lo cual ha agravado la situación de la persona detenida, porque los ha colocado en una situación de completa indefensión de lo que ha permitido que se transgredan otros derechos, como son los correspondientes a la integridad física y al trato digno.
Otro factor común se refiere a las opiniones de altos funcionarios de los Poderes Públicos distintos a los de la Administración de Justicia, en donde señalan cuales deberían ser las sentencias condenatorias que deben emitir los Jueces, e inclusive señalando cual debería ser la pena.
Observamos cada día mas que se hace difícil, el acceso a recursos judiciales adecuados y efectivos, a la realización de adecuadas investigaciones y al desarrollo de las mismas en forma imparcial, seria y diligente y en un tiempo razonable; y a la persecución, captura, enjuiciamiento y sanción de los autores de los hechos que motivan la investigación, cuando los familiares han realizado denuncias por violaciones a sus derechos humanos, favoreciendo en todo momento a la impunidad.

Asi mismo los panelistas expusieron la cantidad de Presos Políticos con problemas de salud y sin debida asistencia médica:
Rolando Guevara,  urge de un cateterismo indicado desde 2013, afecciones cardiacas, hipertension, y hernias discales
 
Gerardo Carrero,  tiene dificultad para caminar, gastritis severa, sufre diarreas.

Yeimy Valera,  escabiosis

Ángel Contreras, padece depresión y fuertes migrañas

Arube Perez, problemas cardiacos
 
 Araminta Gonzalez, Irequiere ayuda psicologica/psiquiatrica
 
Lorent Saleh, depresiones con intentos de suicidio

Laidet Salazar, se teme por su salud mental y fisica, lleva 4 meses en aislamiento

Erasmo Bolivar, padece problemas serios en un ojo y rodillas, fue operado pero lo sigue padeciendo

Marcelo Crovato, recién operado de la columna y con cáncer de piel,
 
Antonio Ledezma, hernia, recién operado
 
Maria Elena Uzcategui, patología cardíaca y cuadro diarreico,
 
Ronny Navarro, fractura de mano izquierda, inestabilidad psicológica
 
Jhosman Paredes, esta presentando depresiones
 
Juan Miguel De Sousa esta presentando hipertensión y desmayos frecuentes
 
Lessy Marcano, presenta problemas psiquiátricos, esta internado en el Hospital Militar (area psiquiatrica)
 
Ines González, se le debe practicar histerectomía total
 
Jose Gámez, ha presentado 2 ACV y un infarto
 
Jhoselyn Prato, problemas estomacales, crisis depresiva
 
Vasco Da Costa, presenta cuadro depresivo severo
 
Jose Luis Santamaria, hepatitis, no tuvo atención médica
 
Efrain Ortega, 4 trombosis venosas, requiere cirugía cardiovascular, diabético