6 dic. 2015

El preso político Gerardo Carrero se dirige al país

gerardo

Al Pueblo de Venezuela.
Hoy 5 de Diciembre, faltando apenas 1 día para las elecciones parlamentarias, desde mi INMERECIDA PRISIÓN, me dirijo a todos los VENEZOLANOS, que tenemos el derecho y la obligación de votar, a acudir a los centros electorales el próximo 6 de diciembre para elegir a nuestros representantes a la Asamblea Nacional.
Ustedes no ignoran, ni pueden ignorar el creciente rechazo al régimen que nos gobierna. Es por ello que se hace necesario ponernos de acuerdo para ordenar nuestra convivencia política, en un marco institucional que haga posible la justicia, la libertad, la igualdad ante la ley, el respeto ante la opinión ajena, al disenso y la concreción de todos aquellos valores que conforman el bien común de toda nación civilizada.
En una democracia, no hay posibilidad, ni habría justificación alguna, para la profunda crisis que actualmente vivimos en Venezuela. Una crisis institucional, que se agrava y se acelera desde hace un par de años, porqué se ha ido cayendo en la arbitrariedad de voluntades en conflicto por intereses ajenos al bienestar de la población; una crisis económica, porqué hemos vivido en los últimos años, la destrucción del aparato productivo y de servicios hasta llevarnos a una dependencia casi absoluta de las importaciones para comer y cuidar de nuestra salud, y junto a ello, una devaluación de facto que ha reducido nuestro poder adquisitivo a menos de la décima parte de nuestros requerimientos mensuales.
Y lo más grave, una crisis social y moral, porqué la burocracia y la corrupción a todo nivel se han convertido en una fórmula de sobrevivencia que nos hace a todos cómplices de quiénes gobiernan para su beneficio o peor aún para intereses ajenos a nuestro país.
Es muy importante que todos acudamos, sin miedo, a esa cita con la historia. Somos todos responsables del futuro del país. Es necesario regresar al cauce institucional de la democracia y evitar que nos sigan imponiendo un proyecto radical populista.
Quiero dejar claro que el triunfo electoral no cambiará la situación del país, pero sí marcará el fin de la hegemonía gubernamental, la recuperación de los poderes públicos, y la posibilidad de impulsar no sólo la lucha que pondrá en libertad a los presos políticos, el regreso de los exiliados e igualmente el cese de la impunidad con los caídos en esta batalla por el rescate de la democracia, sino que nos conducirá hacia una Venezuela prospera y libre, dejando de lado las ofensas, las humillaciones y la persecución en contra de quiénes piensen diferente.
Hago un especial llamado a los estudiantes y a la juventud NACIONAL, y con seguridad fraterna a la tachirense, para que con valor y gallardía contribuyan a impulsar los procesos de cambio que se requieren en la sociedad venezolana. La generación del 28, aunque no logró derrotar a Juan Vicente Gómez, sí dejó los líderes, que establecieron la política democrática en Venezuela a partir de 1936, y más cercano aún, el importante papel que jugaron los estudiantes venezolanos para ir en contra de la Reforma Constitucional en 2007. Nos toca hoy, seguir su ejemplo y asumir el compromiso que exige la nación. Este domingo 6 de diciembre, debemos votar masivamente, empleando el plan de acción con 2 estratégicos objetivos, propuesto recientemente por la Organización Nacional Jóvenes Venezolanos, de la cual orgullosamente soy miembro.
Estratégicos objetivos:
1. Convertirnos todos los jóvenes en el ámbito nacional, en promotores de la OPERACIÓN REMOLQUE, desde tempranas horas de la mañana.
2. Acto seguido a partir de las 4 pm debemos volcarnos masivamente a los centros electorales a cumplir con nuestro deber de sufragar, para posteriormente de haber cumplido con la patria, custodiar nuestros votos con la presencia masiva y pacífica en los diferentes centros de votación.
En este mismo orden de ideas, me permito hacer un llamado de atención a las Fuerzas Armadas, para que como ciudadanos respetuosos de la Constitución Nacional Bolivariana, actúen y colaboren en la defensa de los más elevados intereses de la nación. El 6 de diciembre, deben hacer valer y respetar la soberanía popular que se expresara a través del voto.
Se hace necesario entonces que, los venezolanos superemos, los posibles inconvenientes, los de origen fortuito y aquellos que son provocados por quiénes consideran que el amedrentamiento aumenta sus posibilidades de triunfo; y vayamos a cumplir con esa obligación que trasciende la asistencia e implica la constatación del adecuado conteo de los votos y la defensa, civil y ciudadana, de los resultados. Llego el día: “Es tiempo de actuar como gente de pensamiento y de pensar como gente de acción”, como sostiene el Gral. Raúl Isaías Baduel.
Gerardo Carrero
¡Firme y Digno!
PRISIONERO POLÍTICO
SEBIN – HELICOIDE