26 feb. 2016

Al preso político Jayssam Mokded le amenaza una condena de 20 años de cárcel

Jayssam Mokded Mokded

Tal Cual.- Durante su encarcelamiento murió su madre, nació su único hijo y perdió sus bienes e inversiones. A Jayssam Mokded Mokded, la acusación infundada por terrorismo hecha por el Gobierno nacional le rompió la vida y, aunque el Ministerio Público (MP) no tiene pruebas en su contra, hoy cumple dos años preso en los sótanos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en el sector de Boleíta Norte, en Caracas, convirtiéndose desde febrero de 2014 en otro de los presos políticos de la gestión de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

Mokded fue detenido la madrugada del 24 de febrero de 2014 en Maracay (Aragua) por la Guardia Nacional y la Dgcim, donde le incautaron su camioneta Toyota FJ blindada, un supuesto artefacto explosivo, teléfonos y computadoras. Tras ser detenido sufrió golpes y torturas para que ofreciera información de su presunto apoyo a “La Salida”. En medio de estos ataques también le obligaron a indicar sus claves de redes sociales y a dar información sobre sus empresas. Posteriormente fue trasladado a Caracas, donde terminó recluido en los calabozos de la Dgcim, conocida como “La cueva”.
Para el equipo legal que asiste a Mokded, quien está inscrito en la lista de presos por razones políticas de la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano, se debería esperar por una sentencia absolutoria en vista que no se le han corroborado los delitos que se le imputaron en una segunda instancia: instigación a delinquir y legitimación de capitales, luego que fueran sobreseídos los cargos de tráfico ilícito de material explosivo, asociación para delinquir y terrorismo, todos desestimados por los jueces que han llevado el caso desde el año 2014.
Al respecto el abogado defensor, Gilberto Pérez, señaló que “se han realizado todas las acciones legales para lograr que el caso sea sobreseído, pero aún no se da un fallo definitivo”.
Durante el juicio, que ha sufrido 49 suspensiones de audiencia, expertos presentados por la Fiscalía han descartado todos los supuestos elementos probatorios presentados en contra del detenido, entre ellos el explosivo encontrado en su camioneta, que se comprobó no era un artefacto explosivo. Pero, a pesar de no existir pruebas en su contra, en caso que declaren culpable a Mokded podría enfrentar una sentencia hasta por 20 años de prisión.
Antes de iniciar el proceso, dirigentes del alto Gobierno se pronunciaron de forma condenatoria contra Mokded. El mismo 24 de febrero el expresidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en su programa “Con el mazo dando”, lo tildó de “mercenario” y lo vinculó con la oposición de Venezuela. Expuso fotos de su rostro, su camioneta, lo incautado en su vehículo. Aseguró que llevaba explosivos.
Paralelamente, el gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, publicó unos tuits a través de su cuenta (@TareckPsuv) en los cuales también acusaba a Mokded de apoyar logísticamente a las llamadas guarimbas. De todo esto también se hizo eco el primer mandatario nacional, Nicolás Maduro, durante una alocución pública.
En “La cueva”, Mokded comparte con dos presos más y no tiene acceso a la luz natural. Recibió tortura física durante la fase inicial de detención y traslado. De igual manera se han reducido sus visitas familiares de tres por semana a una, sin contar con el beneficio de visita conyugal. Las entrevistas con su abogado se realizan los miércoles y debe hacerse mediante la utilización de un teléfono en una cabina separados por un vidrio. Actualmente posee una dolencia en un riñón.
Sobre su reclusión, Mokded señaló: “Yo no sé con quién me metí, no sé si tengo un enemigo o la vida me está cobrando algo que hice mal”. En cuanto a los cargos que se le imputan aseveró: “Yo no soy responsable por esto que me acusan, no tengo enemigos políticos, ni siquiera pertenezco a un partido”.