17 mar. 2016

Denuncian persecución a dirigentes estudiantiles


El Impulso.- “El día lunes 14 dejaron un proyectil con mis iniciales en el garaje de mi casa”, fue la denuncia de Wladimir Díaz, estudiante de ingeniería civil de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, UCLA, a los medios de comunicación, quien agregó que desde la protesta generada el pasado 7 de marzo; la cual dejó como saldo un estudiante detenido, funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana se han dedicado a amedrentar a la comunidad estudiantil.
Junto a Francesco Leone, rector de dicha casa de estudios, y Andrés Colmenarez, miembro de Funpaz; Díaz dio a conocer que se introdujo ante el Ministerio Público la denuncia por persecución.

“Los funcionarios de la GNB aseguraban que nos tenían fichados, que sabían nuestros nombres y dónde vivimos”, dijo el joven estudiante quien además expresó su temor tanto por su integridad como la de sus familiares y compañeros de estudios, haciendo responsable a la GNB y SEBIN por cualquier acto de agresión o persecución que alguno de estos reciba.
Esta no es la primera vez que Díaz recibe amenazas, pues señaló que ha estado presente en cada una de las luchas que se han llevado a cabo por el bienestar estudiantil, incluso resultó herido en el 2014 durante las protestas que se generaron ese año, desde ese entonces parece estar en una lista negra, hoy aparentemente entre los principales enemigos para los cuerpos de seguridad.
Leone, rector de la UCLA, brindó su apoyo hacia el estudiante. Aseguró haberse comunicado con el fiscal William Guerrero para darle a conocer el caso y solicitar que el joven reciba protección para evitar que se genere cualquier daño a su integridad.
El rector aseguró haber conversado con efectivos de la GNB, quienes han estado presente en las recientes protestas generadas en el rectorado de la UCLA, “ellos dijeron que estaban presentes para evitar el cierre de las vías pero no era necesario porque eran protestas pacíficas”, señaló Leone, quien agregó “querer la universidad abierta pero con libertad”.
Por su parte, Andrés Colmenarez, vicepresidente de Funpaz, dio a conocer que la denuncia fue introducida ante el Ministerio Público y se quiso que estos conservaran el proyectil como evidencia, sin embargo “por trabas burocráticas dijeron que no podías resguardarlo”.
Gran preocupación se mostró en la comunidad estudiantil por tal hecho. La madre de Wladimir Díaz se mostraba consternada en vista de las amenazas que ha recibido su hijo.
Servicio exclusivo
El rector de la UCLA aprovechó la oportunidad para dar a conocer que actualmente la institución se mantiene con servicio de comedor exclusivamente para los más necesitados, haciendo uso del saldo de caja de banco que se mantuvo de 2015 el cual alcanzará hasta mañana. La universidad se mantiene esperando ayuda económica por parte del Ministerio de Educación Universitaria.