30 mar. 2016

En manos de Maduro y el TSJ queda promulgación de Ley de Amnistía

asamblea

TalCual.- La  Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional pasó la prueba de la consulta pública, la Comisión permanente de Política Interior y de la segunda discusión para ser aprobada con mayoría parlamentaria de la bancada de la unidad. Ahora resta que el presidente Nicolás Maduro firme el Ejecútese del texto legal, o deje en manos de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia la declaratoria sobre la inconstitucionalidad o no de esta promesa electoral de la MUD.
El inicio de la segunda discusión fue más que un show para las dos bancadas. Hasta el mediodía del martes 29 de marzo solo existía un punto en la agenda de la sesión ordinaria, pero luego de una comunicación de la diputada Delsa Solórzano, presidenta de la Comisión de Política Interior, se dejó en claro que la Amnistía iba a discusión y como primer punto.
Al aprobarse la agenda de la sesión, varios diputados de la Bancada de la Patria, entre ellos Pedro Carreño, Héctor Rodríguez o Víctor Clark, reclamaron que no se podría realizar la discusión, pues no se contaba con el informe de la Comisión. Pero, el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, sacó de la manga el artículo 106 del Reglamento Interior y de Debates de la AN para convalidar el pase de la ley a segunda discusión.
El título de la Ley de Amnistía (cuyo nombre completo es Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional) y el nombre del primer capítulo fueron aprobados sin discusión, lo que ocasionó los airados reclamos de la Bancada de la Patria para pedir el derecho de palabra. Hasta amenazas de salir de la sesión se vieron en la AN, pero al final la cordura se restableció con la discusión del primer punto del informe de la Comisión, para modificar el artículo 1.
Los discursos de ambas bancadas se pasearon por lugares comunes que fueron exhibidos en la primera discusión de la Amnistía, mientras Lilian Tintori, Patricia de Ceballos, Eveling Trejo de Rosales, Rosa Orozco, Bony Simonovis y Gonzalo Himiob, observaban el transcurso de la discusión desde el ala derecha del primer piso del hemiciclo de sesiones.
Esta discusión fue diferente a los demás debates que se han realizado en la AN en casi tres meses de instalada: el derecho de palabra quedó contemplado en tres minutos sin contemplaciones y la junta directiva lo cumplió al dedillo, pues parlamentarios de ambas bancadas se quedaron con las palabras en la boca o gritando, para que fuesen escuchados por los medios al finalizar sus intervenciones.
Toda la Bancada de la Patria participó en la discusión de la ley y fueron pocos los diputados de la Unidad que participaron. Solo Juan Marín, Víctor Clark, Pedro Carreño, Earle Herrera o Héctor Rodríguez se refirieron a los artículos de la Ley de Amnistía, mientras que el resto se dedicó a enumerar que dicho texto legal es un adefesio jurídico, plagado de violaciones flagrantes a la Constitución en las cuales pretenden defender a asesinos, corruptos y estafadores inmobiliarios, además de que no se consultó a las víctimas de la guarimba.
El diputado Víctor Clark puso un ejemplo concreto a señalarle a Delsa Solórzano cuál iba a ser su respuesta a la madre de Adriana Urquiola al quedar liberado su asesino, a lo que la diputada respondió que la madre de la traductora de señas estaba consciente de la ley y sus alcances, por lo cual no era necesario seguir difundiendo esa mentira.
Tamara Adrián nuevamente intervino en el Parlamento para pedir que el debate de esta ley se mantuviese dentro de los objetivos de la plenaria y ratificó que los diputados del PSUV deben dejar de difundir esa información falsa sobre la ley en que se dice que liberará a narcotraficantes, asesinos y corruptos. “Ninguno de los presos políticos está acusado o posee cargos de homicidio”. 
El informe de la Comisión de Política Interior evidenció que el proyecto original de la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional pasó de 45 a 29 artículos por uso de la redacción legislativa, en la que se suprimieron y fusionaron varios artículos con contenidos parecidos, tal como señaló Delsa Solórzano. En la consulta pública se recibieron a todas las ONG en materia de derechos humanos, organizaciones de personas víctimas de la violencia en todas sus formas, además de la colectividad general. El informe detalla que se realizaron 52 foros y debates, 19 de ellos en la región Centro Norte del país. Se recibieron cuatro informes de universidades, uno de Foro Penal Venezolano y uno del Colegio de Abogados de Caracas.
En la Ley de Amnistía se modificó la exposición de motivos y se eliminaron varios puntos artículos que guardaban concordancia con otros expresados en el texto. Entre lo eliminado dentro de la ley, está el famoso artículo 40, que poseía varios numerales que fueron el principal blanco de criticas del Gobierno.