28 jun. 2016

ONU advierte que el “uso de la hambruna como arma de guerra es un crimen”

hamrbuna14ene
hamrbuna14ene

La ONU y las potencias occidentales criticaron con dureza el asedio de las fuerzas del régimen de Bashar al Assad en esa localidad, donde más de 20 personas murieron de hambre, según organizaciones humanitarias.

“Déjenme ser claro: el uso de la hambruna como arma de guerra es un crimen de guerra”, dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La dictadura de Damasco y el grupo terrorista Hezbollah mantienen sitiada Madaya, en la frontera con el Líbano, hace más de 180 días. No hay alimentos. Desesperados, los pobladores comen hojas de árboles, gatos y perros.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 23 personas han fallecido en este período por la desnutrición o la explosión de minas plantadas en Madaya y sus alrededores, o por disparos de francotiradores cuando intentaban conseguir comida o recolectar cualquier alimento en los campos.

En la localidad de 40.000 habitantes, hay 1.200 enfermos crónicos, además de 300 menores que sufren desnutrición y otras enfermedades debido a la gran escasez de alimentos, agua y medicamentos, por el bloqueo de las tropas de Damasco y sus aliados yihadistas.

Este jueves, finalmente seis camiones con el emblema de la Media Luna Roja siria entraron en la ciudad en las últimas horas de la tarde para distribuir la ayuda, constató la AFP.

SuNoticiero