7 jul. 2016

Madre de Lorent Saleh pide a la Iglesia católica que interceda por la salud de su hijo (4 - 7 - 2016)


Valenciainforma.- Yamile Saleh, madre del presidente de la ONG Internacional Operación Libertad, Lorent Saleh, solicitó al cardenal Urosa Savino, máximo representante de la Iglesia Católica en Venezuela, su ayuda e intermediación para que se cumpla el traslado de su hijo al Hospital Militar y pueda ser atendido por médicos especialistas.

Lorent Saleh lleva más de un año con dolencias urológicas crónicas que se han ido agravando con el paso del tiempo, hasta llegar al punto de padecer fuertes dolores en el área abdominal y estar en un estado de deshidratación por el fuerte dolor que le produce orinar.

Luego de una larga serie de denuncias, oficios y gestiones por parte de familiares y abogados de la defensa en los últimos meses ante los tribunales, Fiscalía, Fiscalía de Derechos Fundamentales y Defensoría del Pueblo, se logró que el pasado 24 de mayo el juez sexto de Control, Miguel Graterol, finalmente emitiera la orden de traslado de Saleh para ser atendido por especialistas en el Hospital Militar.

Sin embargo, han pasado 41 días y el traslado aún no se ha hecho efectivo por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), organismo que mantiene la custodia de Saleh.

Su madre aseguró que hasta la fecha ninguna de las instancias del Estado venezolano da una respuesta veraz y efectiva sobre la falta de traslado de su hijo, quien posee una medida cautelar de protección de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, emitida el pasado mes de marzo de 2015 y ratificada en mayo del presente año debido a la grave situación de salud que padece el joven.

“El Estado venezolano debe garantizar la vida de Lorent y no lo están haciendo, a mi hijo primero lo enfermaron torturándolo psicológicamente en esas condiciones, y ahora lo dejan morir al negarle la atención de un especialista, están cometiendo crímenes de Lesa Humanidad en su contra”, aseguró.

De igual manera, expresó que “ya no sé a dónde más tengo que ir como madre venezolana y como madre de un preso político que ya tiene 22 meses injustamente encerrado sin audiencia preliminar por la falta de pruebas en contra, porque ya he ido a todas las instancias nacionales e internacionales y aun así el gobierno está dejando morir no sólo a Lorent, sino a todos los presos políticos".

"Si el gobierno habla de diálogo, que den una muestra de compasión y de humanidad y permitan la atención médica especializada", dijo.

Por último, solicitó “como madre católica a la Iglesia y al cardenal Urosa Savino que por favor me ayude e interceda porque se cumpla el traslado de mi hijo al Hospital Militar para que pueda ser atendido por especialistas y recibir un tratamiento que funcione”.