10 ago. 2016

Carta del preso político Alejandro Zerpa

Caracas, 09/08/2016.

Sebin helicoide.

Hoy después de más de una hora de discurso imberbe y sin contenido políticos, la comadre mayor (Tibisay Lucena) le puso más velocidad al choque inesperado de trenes un choque que a más de uno les es como como mantequilla al pan algo muy conveniente.

En este día histórico para el país le ponen fecha a la recolección del 20% para el 20 de octubre finalizando el mes algo casi que imposible para la realización en este año del referéndum revocatorio, ya que con esa fecha es matemáticamente imposible validar las muestras de la voluntad expresada por los venezolanos, en fin no hay RR ni elecciones regionales y no habrá porque nos acostumbramos a que nos impusieran la agenda política y no fuimos nosotros quienes tomamos la iniciativa.


Hoy en Venezuela paso lo que en Jerusalén en los tiempos de Cristo en el templo de oración hoy han convertido a Venezuela en un nido de rameras y meretrices políticas hoy se prostituyen políticos de altura y los que estamos en medio como somos los presos políticos no tenemos otra opción que esperar que alguien en el país decida poner en sus pantalones un cinturón muy bien apretado y se amarre las bolas para asumir la conducción de un inminente choque de pueblo contra lo que quede de la Revolución.

Es triste ver cómo desde nuestra ignominiosa prisión eh injusta agonía se nos muere la mujer por la cual hemos nacido y decidido morir hoy en este lúgubre eh histórico día murió Venezuela con cada uno de los sueños de los venezolanos hoy Tibisay Lucena se convirtió en el Poncio Pilatos en el año 2016 DC y nos condena a seguír conviviendo en una Venezuela desangrada y destruida.

Vayan mis felicitaciones para aquellos hombres que decidieron entregar al país y no luchar de la mano con el pueblo y rescatar de una vez por toda nuestra dignidad y nacionalismo.

COBARDES" basta de ser una coalición de estupidez y den le el pecho a lo que se aproxima como lo hicimos quienes estamos detrás los barrotes y a los cuales nos tienen miedo por ser quienes somos y por representar la verdadera revolución en Venezuela.

Me despido con un dicho muy personal.
"cuando llegué la muerte bienvenida sea pues no existe honor alguno en vivir una vida siendo un cobarde"


Att.
Alejandro Zerpa
Prisionero Político