29 ago. 2016

“Los jueces penales dan pena”

Blanca Rosa Mármol de León, ex magistrada del TSJ y profesora universitaria, Foto: Williams Marrero


—¿Paga el crimen en Venezuela?

—Claro que sí. A los criminales les va muy bien. Impunidad total.

—Ante las muertes por falta de medicinas, ¿es penalizable un régimen que ni las trajo ni permitió que las enviaran?

—Absolutamente. Reo de delito de lesa humanidad, previsto en el Estatuto de Roma. Responderán ante la Corte Penal Internacional.

—Por fin, ¿es Maduro legítimamente colombiano o un presidente ilegítimo?

—Ambos. Colombiano de pura cepa, de acuerdo con la Constitución colombiana; y presidente ilegítimo, de acuerdo con la Constitución venezolana.


—¿Lo excepcional del estado de excepción? 

—Su permanencia eterna en Venezuela.

—¿Qué podrá hacer la AN ante las intromisiones anticonstitucionales del Ejecutivo para  neutralizarla?

—Ejercer sus potestades. Cesar al presidente en el ejercicio del cargo por no llenar los requisitos para serlo. 

—¿Quién podrá defenderla del TSJ? 

—Ella misma. La Asamblea está en capacidad de recomponer el TSJ, revisando credenciales y nombramientos de magistrados.

—De mujer a mujer, ¿un consejo a las presidentas de los poderes? 

—Dejar de darnos vergüenza de género.

—¿Entre los poderes judiciales de la cuarta y la quinta?

—En la cuarta había jueces. No todos lo eran, pero los había. Había carrera judicial. La quinta entró destituyendo jueces de carrera. Solo hay soldados, jueces obedientes. Y que me perdone aquel que pueda quedar que no lo sea. El Poder Judicial fue un objetivo de dominación desde el principio. A la vista está la criminalización de la disidencia y la ejecutoria de la Sala Constitucional. Hay solo dedocracia.

—Ex magistrada de la Sala Penal del TSJ, ¿lo imaginó tal como es hoy? 

—¡No, no tanto!

¿Se ha olvidado a Leopoldo López?

—¡Si! ¡Mucho!.. Dolorosamente.

—¿Una decepción?

—Mi paso por el TSJ. La última consideración era la justicia. 

—¿Un éxito?

—Haber culminado mi carrera judicial con dignidad. 

—Dicen que usted parecía un león de mármol aplicando justicia.

—Sí, si por ello se entiende ser impermeable a influencias y o amenazas.

—¿Una autocrítica al gremio de abogados?

—Debió haber tomado las riendas del problema de la administración de justicia, desde el principio.

—¿Penaría por igual a un delincuente y al juez que lo absuelve indebidamente?

—Cada uno tiene su responsabilidad, pero el juez tiene además una responsabilidad ética y social.  

—¿Un miedo? 

—A que la gente se acostumbre a la indefensión  y no luche como es debido, pero lo descarto. No creo que suceda.

—¿Vale la pena denunciar, “aunque la denuncia nos la reciba el delincuente”, como dice su colega Enrique Sánchez Falcón?

—Siempre debe hacerse la denuncia. No se debe renunciar al ejercicio del Derecho.

—Profesora de Penal y Ética en la universidad, ¿cómo explica a sus alumnos el mantenimiento de niveles inéditos de corrupción y que no haya ni un detenido?

—Porque nos encontramos ante una dictadura.

—¿A qué huele, a qué sabe la impunidad?

—A guiso. Su sabor es amargo, muy amargo.

—¿Por qué se quintuplicaron los muertos por violencia?

—Porque el régimen destruyó los organismos de seguridad que existían y ha sido comprensivo y tolerante con la delincuencia.

—Dicen que hay “estados enteros en manos del hampa organizada”.

—No tengo la prueba, pero parece ser así.

—¿Da pena el Derecho Penal?

—No el Derecho Penal, los jueces penales dan pena… En su mayoría.

—¿El colmo de un abogado?

—No defender su derecho.

—¿El colmo de la Defensoría del Pueblo?

—No reconocer la crisis humanitaria que sufre Venezuela.

—Mientras, Maduro gasta 400.000 dólares para cantarle el cumpleaños a Fidel Castro. ¿Qué le hubiera regalado usted?

—Un video con las cadenas de Maduro.

—¿El cangrejo policial de la democracia?

—¿El caso Totesaut?

—¿Y del chavismo? 

—El caso Danilo Anderson.

—¿Cuánto vale un juez? 

—Un juez no tiene precio.

—¿Y las metamorfosis de Hermann Escarrá? 

—¡Ah, bueno!.. Eso es digno de Nuestro Insólito Universo.

—Luego de todo esto, ¿se dará abasto la justicia para posibles expedientes?

—Con seguridad. Tomará tiempo, pero se hará.

—¿Reaparecerán los jueces honestos? 

—Por montones. Tenemos muchos profesionales formados para ello.

¿Garantizará la FANB la paz del país? 

—Difícil predecir la actitud de las Fuerzas Armadas, pero creo que es el mínimo que pueden hacer.

—¿Qué hacer con los colectivos y las milicias? 

—Eliminarlos, como a la Sala Constitucional.

—¿Se encausará el chavismo por la vía constitucional? 

—En una Constituyente sí. 

—¿Son ilegales los obstáculos al referéndum?

—No solo ilegales, sino también inmorales.

—¿Se realizará el último trimestre del año, según lo anunció Capriles?

—No. Es una decisión del régimen no permitirlo. 

—¿Su salida?

—Convocar una Asamblea Nacional Constituyente Originaria, incluyendo a todos los sectores. Cambio de las cabezas de los poderes públicos y gobierno de transición.

—¿Qué pasaría en Venezuela si se efectuase el revocatorio y, como proyecta Datanálisis, Maduro es removido con 60,3% frente a 20,5% de apoyo? 

—Sería un nuevo comienzo, ¡una aurora boreal!, un bien inefable, ¡indescriptible logro!, un cambio trascendental. Pero no eliminaría la  necesidad de la Constituyente… Venezuela es un país desinstitucionalizado.