17 oct. 2016

"En Venezuela hay más de 100 presos políticos"


Nuria López/Elmundo.es
La tensión entre el régimen chavista y la oposición continúa creciendo enVenezuela mientras que sus cárceles albergan a cada vez más disidentes. Uno de los últimos presos políticos en engrosar la lista es Yon Goicoechea (31 años), abogado y líder nacional del partido Voluntad Popular, formación precisamente fundada por otro apresado, Leopoldo López.
"Fue un caso de desaparición forzosa y una detención arbitraria", explicaba ayer a este diario la mujer de Goicoechea, Rosaura Valentini, de visita en Europa para denunciar, junto a la diputada de Voluntad Popular Manuela Bolívar, la delicada situación de los derechos humanos en Venezuela.
Todo empezó el 29 de agosto de 2016. Apenas hacía unos meses que Goicoechea y Valentini habían regresado a su país natal, junto a sus dos hijos de cuatro y siete años, tras estancias en EEUU y España. Le detuvieron saliendo de un túnel en una autopista de Caracas, según narra su esposa: "Se encuentra con 14 hombres armados, sin identificación alguna, que le montan en uno de los siete coches que estaban allí y lo llevan a la cárcel de El Helicoide". Esta prisión pertenece al Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), un recinto que ni siquiera estaba ideado para ser una cárcel. "Iba a ser en los 60 un centro comercial, pero fue expropiado por el Estado y se colocó ahí la policía política", apostilla Bolívar. "Se lo llevaron ahí como se han llevado a muchos venezolanos inocentes que han pretendido luchar por la democracia en Venezuela", insiste la mujer del disidente.
Un lugar insalubre, sin baños y con ratas, recuerda Valentini, que pudo visitarle dentro del penal. Las 56 horas que estuvo incomunicado se hicieron interminables para la familia de Goicoechea porque desconocían su paradero. "Le meten en una celda de 2 por 1,5 metros. Le ponen bolsas negras para que no pudiera ver hacia fuera. No le permitían ir al baño, le dijeron que no iba a poder ver a su familia en un mes", continúa Valentini. Además, "pasan días sin agua, hay brotes de sarna que afectan a los detenidos. Los mismos presos limpian", prosigue la esposa del preso político.
Para Bolívar, la situación que se vive en las cárceles es una prueba más de la impunidad existente en Venezuela: "Es un sistema judicial que le muestra a los ciudadanos que no hay derechos. No hay peor desigualdad que no tener una ley que te ampare". La diputada de Voluntad Popular señala que "hoy en Venezuela hay personas que mueren dentro de cárceles" y recuerda el caso alarmante en el estado de Táchira, donde un padre denunció que su hijo "fue descuartizado y dado como alimento para presos".

"El Gobierno creó el caso"

A Goicoechea, que desempeñó un importante papel en las protestas de 2007 contra el Gobierno, le acusan de tenencia de explosivos y de asociación para delinquir. "El Gobierno creó un caso, fabricó pruebas falsas", alerta la diputada Bolívar. "Ellos dicen que iba a utilizar eso [en referencia a los explosivos] para la manifestación del 1 de septiembre", según la diputada de Voluntad Popular, aludiendo a la salida a las calles de la oposición, que se hizo llamar 'Toma de Caracas'. En opinión de Bolívar, "el único violento aquí es el Gobierno".
El próximo 17 de octubre tendrá lugar la audiencia preliminar en la que la fiscalía va a hacer la acusación formal de los delitos que fueron presentados contra Goicoechea.
Los casos de presos políticos "superan los más de 100", dice Bolívar. "Han sido difíciles de contabilizar porque hay personas que están siendo privadas de libertad por simplemente estar en una cola de alimentos", puntualiza. Sólo de Voluntad Popular hay 15 miembros detenidos y la organización Primero Justicia también cuenta con tres militantes detenidos por grabar un vídeo de sensibilización.
Por ello, tanto Valentini como Bolívar ponen la esperanza en el revocatorio, aunque temen que aumente la represión. "Tememos que se incremente la percusión política sobre los dirigentes de la unidad", dice la diputada. "Porque al Gobierno lo único que hoy le queda es la coerción, ya no tienen legitimidad social, no tienen el apoyo popular, tampoco tienen dinero. Lo único que le queda es el SEBIN y la represión para amedrentar y callar", explica a EL MUNDO.
Los próximos 26, 27 y 28 de octubre los venezolanos refrendarán o no el revocatorio. Se trata de la recogida del 20% de las firmas, el último paso antes de convocar el referéndum. "La presión ciudadana es vital para que la fecha se dé y la fecha se puede dar con 30 días. Cuando Chávez murió, en 30 días hubo una elección presidencial", concluye Bolívar.
Durante la gira europea de la esposa de Goicoechea y la diputada de Voluntad Popular han visitado instancias europeas y, en España, recibieron el respaldo de todos los grupos políticos. Además, ayer por la tarde realizaron un acto informativo en Madrid para pedir la libertad de los presos políticos, auspiciado por la Fundación Woman's Week.