27 dic. 2016

CIDH aprueba medida cautelar de protección a favor de Braulio Jatar

La Asunción.- La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) aprobó este 22 de diciembre la solicitud que introdujera el pasado 18 de septiembre la ONG Proiuris, en relación a las condiciones de prisión que se han impuesto al editor de la página web “Reporte Confidencial”, Braulio Jatar.La Comisión acordó medidas urgentes que tendría que adoptar de inmediato el Gobierno venezolano para garantizar la integridad personal y protección a la vida de Jatar, preso por publicar imágenes de un cacerolazo contra el Presidente Maduro en la isla de Margarita.
“Tras analizar las alegaciones de hecho y de derecho la Comisión considera que Braulio Jatar se encuentra en una situación de gravedad  y urgencia toda vez que su vida e integridad personal estarían en riesgo. En consecuencia en atención al artículo 25 del reglamento de la CIDH solicita al Gobierno de Venezuela que adopte las medidas necesarias para garantizar la vida e integridad de Braulio Jatar. En particular que proporcione una atención médica adecuada de acuerdo a sus patologías. Asegure que las condiciones de detención  se adecuen a estándares internacionales tomando en consideración su estado de salud actual y concierte las medidas a adoptarse”, reza el texto del documento dado a conocer.
La decisión fue remitida al Gobierno venezolano con el registro “Resolución Nº67/2016” y la hace pública en su portal de internet www.cidh.org, informó Nizar El Fakih, miembro de Proiuris, ONG venezolana que vela por la difusión de los derechos humanos en Venezuela.
Dijo que tal medida demuestra el nivel de peligro que corre la vida de Jatar, preso en el Internado Judicial de Cumaná.
Medida obligante
La CIDH establece que en el caso de Braulio Jatar, se estaría registrando una situación grave de derechos humanos, con una amenaza inminente de causar daños irreparables a su vida e integridad personal, todo lo cual requiere que se actúe con urgencia.
De acuerdo a la explicación de el Fakih, tal decisión es obligante de derecho, porque aunque el Gobierno venezolano renunció a la Corte Interamericana de los derechos Humanos, no así a la Comisión, y al estar suscrito y ser parte del sistema de la Organización de Estados Americanos (OEA) debe someterse a sus decisiones,
Asimismo, los abogados esperan que al menos por esta vía el Gobierno cumpla dicha medida cautelar, pues sin garantizar la vida de su defendido no será posible establecer una nueva fecha para la audiencia preliminar.
En efecto, las condiciones de salud del abogado y editor han ido empeorando como consecuencia de mantenerlo aislado, en un cuarto sin ventilación y a altas temperaturas, lo cual para una persona que padece de hipertensión es potencialmente mortal, y tras lo cual también se ha diagnosticado un inicio de melanoma, según han informado sus familiares y abogados.
Esta condición llevó a que a la fecha los abogados hayan introducido 5 solicitudes de revisión de la medida privativa de libertad, pero no ha habido pronunciamiento, pues hasta tanto no se garantice su vida no será posible establecer una nueva fecha para la audiencia preliminar.