29 dic. 2016

El contundente mensaje del preso político Alejandro Zerpa en el Día de los Inocentes

Con motivo del Día de los Inocentes el preso político Héctor Alejandro Zerpa, envió un contundente mensaje donde explica quiénes y por qué son “inocentes” en Venezuela.

A continuación el mensaje completo.
Caracas 28/12/2016.
Sebin Helicoide.

Hoy día de los inocentes quiero compartir algunas consideraciones con quien me quiera leer. La verdad sobre los inocentes, quienes son los inocentes y por qué somos inocentes.
Se dice que los inocentes son personas que no tienen ninguna culpabilidad y en palabras venezolanas es la persona que cree en cualquier cosa que se les diga y por ello siempre caen incautos a las bromas de otro.
Pero este no es el caso, el inocente en este desdichado país es todo aquel que fue engañado por un régimen que prometió villas y castillas y engañando al pueblo se vanaglorian de sus logros, los cuales nunca se han cumplido. Los inocentes son los miles de familiares que hoy lloran a sus deudos quienes fueron ultimados a manos del hampa colectiva o el hampa común y que no encuentran la manera de darle ese descanso eterno por no tener como pagar un entierro multimillonario, son inocentes, claro que lo son, no es fácil ser pobre en un país de pobres.
Los inocentes son los niños esos que sueñan a diario en ser capitanes de barco, astronautas, ingenieros y por qué no, hasta artistas de tv, pero ven sus sueños frustrados en un país donde no hay oportunidad; inocentes nuestras familias quienes lloran a diario al vernos presos de un régimen totalitario, antidemocrático y cruel, que tortura todos los días al preso político, nuestras familias las más inocentes y desprotegidas por creer en unos y otros por servir de tontos útiles a tal o cual convocante y siempre siguen siendo el trapito que botan y recogen según las conveniencias o las actividades de masa a donde los llevan con la promesa de nuestras libertades, inocentes porque se calan colas en los recintos penitenciarios para poder visitarnos unas pocas veces a la semana y salir por la misma puerta por donde entraron con lágrimas en los ojos por tener que dejarnos en un depósito de almas y consciencias utilizadas por la dictadura para mantenernos en cautiverio hasta saciar su maldad perpetua sobre nuestros cuerpos y almas.
Inocentes nosotros, los presos políticos que sufrimos de acusaciones sin ningún basamento legal, expedientes forjados, y acusaciones ilícitas; así nos encontramos quienes perdemos años de nuestras vidas detrás de los barrotes que hacen parte de las torturas y quienes somos los más engañados, engañados por los jueces, engañados por los fiscales, engañados por los amigos y peor aún engañados porque nos da la gana, nos da la gana de creer que mañana será un día distinto y nos engañamos al ver que es un día normal con la misma rutina, calamidad y tortura que el anterior, pues no somos culpables de la vida que nos han obligado a vivir, siendo inocentes por disentir, pensar distinto o porque simplemente como demócratas no creemos en un gobierno vacío por dentro y que día a día se demuestra incapaz de poder llevar a buen destino al pueblo venezolano.
La inocencia nace con el ser humano, es un halo de la vida, es como respirar. Son inocente quienes se mantienen puros en el obrar de sus acciones, somos inocentes, inocentes somos, pero por ser inocentes, indolentes no somos.
¡VIVA VENEZUELA!
Alejandro Zerpa
Prisionero Político

Venezuelamundial.net